El Gobierno reglamentó la ley que autoriza el uso terapéutico y paliativo del cannabis