Trollface, el meme que le generó miles de dólares a su autor