Una mujer murió en un hospital alemán por un ataque de ransomware