El subte homenajeó a Borges y cometió un error insólito