Hubo 48 casos de alcoholemia y cinco por estupefacientes durante los controles de Nochebuena

Control de alcoholemia en Av. Bullrich y Cerviño
Control de alcoholemia en Av. Bullrich y Cerviño Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk
Valeria Musse
(0)
26 de diciembre de 2019  • 00:00

Esta Nochebuena y Navidad se incrementaron en un 50% los controles por alcoholemia y estupefacientes en la ciudad y, pese al mayor despliegue, los resultados fueron mejores que los del año pasado: hubo 53 conductores que dieron positivo. Para la misma festividad de 2018, habían sumado 69 los automovilistas que manejaban en infracción por una u otra sustancia.

Cuando ayer comenzaba a amanecer, una postal de varios autos detenidos a un lado de un punto de control llamó la atención de quienes transitaban por Avenida del Libertador y Pico. A pocos metros de la General Paz, 22 vehículos esperaban el momento en el que las grúas los acarrearían a la playa de infracción. Se trataba de rodados cuyos dueños habían dado positivo: la mayoría superaban el dosaje permitido en alcoholemia y un par conducían bajo los efectos de alguna droga.

"Se trató de lo que llamamos un puesto embudo. Desde las 17.30 del martes 24 hasta la tarde de hoy [por ayer], se controló a todo rodado que pasara por allí", explicó a LA NACION Leandro Ricciardi, director del Cuerpo de Agentes de Tránsito de la Secretaría de Transporte porteña. Casi la mitad de los conductores que se sancionaron durante Nochebuena y parte de la Navidad en toda la Capital estuvieron en este punto del barrio de Núñez.

A lo largo de todo el distrito, y distribuidos en 25 lugares distintos, los agentes de tránsito de la ciudad ejecutaron 1788 controles de alcoholemia, de los cuales 48 (el 2,7%) dieron positivo. Además, se realizaron 20 fiscalizaciones por estupefacientes: cuatro conductores se encontraban al frente del volante tras haber consumido marihuana y uno, bajo los efectos de la cocaína, informaron desde la Secretaría de Transporte.

"En comparación con los resultados de la misma noche del año anterior, el porcentaje de conductores alcoholizados descendió; se había registrado un 5,5% de casos positivos", se agregó de manera oficial.

Control de alcoholemia en Av. del libertador y Pico con el secuestro de 22 autos
Control de alcoholemia en Av. del libertador y Pico con el secuestro de 22 autos Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Ricciardi destacó: "Creo que hay una mayor concientización. Desde 2016 venimos incrementando los puestos de control". Consultada por esta merma en la cantidad de conductores alcoholizados en la ciudad, Viviam Perrone, de la asociación Madres del Dolor, opinó: "Estos resultados demuestran que los controles sirven. Pero eso sí, tienen que estar coordinados con campañas de concientización". Y agregó; "Me preocupaba la situación en la provincia. Seguridad Vial sigue acéfala. No hay quien controle".

Los operativos porteños de fiscalización se realizan de manera dispersa y discontinua en 15 puntos durante los 365 días del año. Hasta noviembre de este año, se habían realizado 275.361 controles de alcoholemia, de los cuales 4000 (1,4%) resultaron positivos con dosaje en promedio de 0,89 gramos por litros de alcohol. Por día se detectan, en promedio, una docena de conductores en infracción.

El Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad, al igual que la legislación nacional (ley 24.449 y modificatorias), establece como límite máximo tolerado 0,5 gramos por litro de alcohol en sangre para conductores de vehículos particulares y acompañantes, y 0,2 gr/l para motociclistas. En tanto, la tolerancia es 0 para conductores profesionales de taxis, colectivos y camiones, así como para los automovilistas principiantes.

Si el conductor supera el límite permitido correspondiente, los agentes de tránsito le labran una contravención. Además, se le retiene la licencia al infractor y se le otorga una provisoria (para ser usada tres días corridos). El vehículo que conducía al momento del control es retenido y remitido a la playa de acarreo de la jurisdicción.

Al otro día, el conductor sancionado ya está en condiciones de retirar el rodado y debe comunicarse con la fiscalía de turno para regularizar su situación.

Control de alcoholemia en Av. del libertador y Pico con el secuestro de 22 autos
Control de alcoholemia en Av. del libertador y Pico con el secuestro de 22 autos Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Las contravenciones de quienes conducen superando los límites permitidos de alcohol en sangre son castigadas con valores que van de los $3210 a los $21.400. Si un conductor se niega a someterse a un control, es penalizado con una infracción de $6420, multa que se agrava y alcanza los $12.840 si se trata de un conductor de transporte público.

En algunos casos, la Justicia puede ordenar al contraventor que realice un curso especial en la Secretaría de Transporte, que se extiende durante dos jornadas de cuatro horas cada una.

En tanto, según datos oficiales, 37 personas fueron atendidas en hospitales porteños por lesiones asociadas al uso de pirotecnia y el descorche de botellas. Uno de los casos fue el de una niña de seis años gravemente herida por la mordedura de un perro que se asustó por los fuertes estruendos y tuvo que ser operada en el Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez por un equipo del Centro Oftalmológico Santa Lucía.

Actualmente el límite máximo de alcohol en sangre es:

  • 0.5 gr/l en conductores de vehículos particulares.
  • 0.2 gr/l en conductores de motovehículos y 0.5 gr/l en acompañantes.
  • 0.0 gr/l en conductores profesionales (taxis, colectivos,camiones) y principiantes.

Los operativos, en números

1808 controles

  • Se realizaron en 25 puntos de la ciudad, desde la noche del 24 hasta la mañana de ayer. Se midieron alcoholemia y estupefacientes.

53 casos positivos

  • Hubo 48 conductores alcoholizados y cinco personas que habían consumido marihuana o cocaína. En 2018, los positivos fueron 69.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.