La villa Rodrigo Bueno sumará 3 hectáreas y una feria gastronómica