Deuda social. No disminuye la cifra de personas que duermen en las calles porteñas