En Versailles. Se fue de vacaciones y al regresar encontró retoños de 50 cm dentro de su dormitorio