Una llamativa licitación. SUBE: también se investiga en Londres