Un Palacio para
conocer a fondo:
la Legislatura de la
Ciudad de Buenos Aires.

Ubicado en pleno centro de la Ciudad, a metros de la Plaza de Mayo, el imponente Palacio de la Legislatura es mucho más que la sede del poder legislativo porteño y ofrece una gran cantidad de actividades culturales gratuitas que pueden disfrutar todos los vecinos.

Entre las propuestas hay clases, talleres y muestras artísticas que se renuevan periódicamente y la posibilidad de visitar el museo, donde se exhibe parte del rico patrimonio del edificio.

Otro espacio destacado es la Biblioteca Esteban Echeverría, abierta al público como lugar de consulta o estudio y sede de diferentes ciclos literarios.
En la institución se encuentra también la Hemeroteca José Hernández, que cuenta con colecciones de publicaciones periódicas de distribución nacional que datan de 1870.

Además, a través del programa de visitas guiadas es posible recorrer algunos de los salones más majestuosos del Palacio, entre ellos el recinto donde se llevan a cabo las sesiones parlamentarias.

Actividades para todos

La agenda cultural de la Legislatura
tiene opciones para todos los gustos y edades.

Hay clases de tango, torneos de ajedrez, conciertos de folclore, de música clásica y de tango y milonga, entre otras. El Palacio cuenta con dos espacios expositivos: la Sala Manuel Belgrano, ubicada en el subsuelo, y la Galería de los Atlantes, en el primer piso, donde se presentan muestras de fotografía, escultura, plástica y artes visuales. El coro permanente de la institución, integrado por trabajadores y vecinos y siempre abierto a nuevos coreutas, ensaya dos veces por semana y hace un encuentro coral una vez al mes.

El área de Acción Cultural de la Legislatura también organiza dos concursos anuales. El Premio a la Producción Artística galardona con una retribución económica las mejores producciones gráficas, literarias, fotográficas y pictóricas, mientras que el concurso “Yo te cuento Buenos Aires”, ya con siete ediciones, ofrece a los escritores más jóvenes una instancia donde volcar sus primeras obras.

En las galerías superiores de los salones Dorado y San Martín está el museo, que reúne obras de arte y mobiliario de valor patrimonial, y constituye un recorrido por la historia de la Legislatura. Allí hay un espacio dedicado al arquitecto Héctor Ayerza - quien diseñó el edificio y dirigió su construcción - y numerosas pinturas, litografías y dibujos obtenidos en concursos artísticos de las décadas del treinta y cuarenta.

Todas estas actividades son completamente gratuitas.

Más info y agenda: Visitá el sitio

Dirección: Perú 160

Teléfono: 4338-3000 (int. 4059) y 4338-3040

Una biblioteca especializada

La Biblioteca Esteban Echeverría es otra de las joyas del Palacio. Creada en 1884, se especializa en temas jurídicos-legislativos y tiene más de 36.000 volúmenes en su colección. Es un espacio de consulta permanente de los legisladores porteños y una herramienta fundamental para su trabajo, pero sus salas también están abiertas al público en general.

Está ubicada en un señorial salón de la planta principal del edificio, que cuenta con revestimientos de madera de gran belleza y valor patrimonial. Su archivo contiene la versión taquigráfica de todas las sesiones legislativas y una numerosa bibliografía sobre el origen, el desarrollo y la historia urbanística, demográfica e institucional de los distintos barrios de la ciudad.

La Biblioteca es además un espacio dinámico donde se llevan a cabo ciclos de poesía y narraciones, presentaciones de libros, talleres y otras actividades varias gratuitas.

Más info y agenda: Visitá el sitio

Dirección: Perú 160

Teléfono: 4338-3000 (int. 4059) y 4338-3040

Recorrer un Monumento Histórico Nacional

El Palacio de la Legislatura fue construido entre 1926 y 1931 bajo la dirección del arquitecto argentino Héctor Ayerza y en 2011 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Su estilo fusiona elementos del neoclasicismo y el academicisco francés, y aunque fue concebido para oficiar como sede del Concejo Deliberante, también tiene espacios típicos de un palacio residencial porque está inspirado en los principales palacios europeos, como el Royal y el de Versalles.

A través de visitas guiadas gratuitas de una hora de duración se pueden apreciar algunas de sus habitaciones, incluido el recinto legislativo. El salón Eva Perón fue el despacho de Evita durante los años en que funcionó en el edificio su fundación de ayuda social y conserva parte del mobiliario utilizado por ella. En el salón San Martín, revestido en finas láminas de roble y nogal, hay un gran óvalo de piedra caliza donde está representado el Cruce de los Andes. Otros espacios atractivos son el Hall de Honor, el Hall de la Memoria, el salón Dorado, el museo y la biblioteca.

Uno de los momentos más interesantes es la visita al recinto, un sobrio anfiteatro con exquisitas columnas de mármol verde de Grecia, con un destacado sitial de la presidencia realizado en nogal de Italia, las bancas con los nombres de los 60 legisladores y los espacios delimitados para la prensa y el público en general. Aquí los guías explican en detalle, además, en qué consiste la labor legislativa y cómo es el camino que atraviesa un proyecto de ley hasta su aprobación.

Salón Dorado: Esplendoroso por su estilo borbónico y la profusión de detalles, fue inspirado en la Galería de los Espejos del Gran Trianón del Palacio de Versalles.

Más info y reservas: Contacto por mail

Horarios: lunes a viernes de 10 a 19

Dirección: Perú 160

Teléfono: 4338-3000 (Int. 1040/1041)

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.