srcset

Hablemos de abuso

Grooming: qué es, cómo prevenirlo y dónde denunciar este delito

María Ayuso
(0)
7 de julio de 2020  • 18:55

El grooming es un ciberdelito que se caracteriza por el acoso de parte de un adulto a niños, niñas y adolescentes a través de internet para obtener algún tipo de gratificación sexual o imágenes sexuales.

¿Cómo funciona? Silvia Ongini, psiquiatra infantojuvenil del departamento de pediatría del Hospital de Clínicas y coautora del libro El superpoder de la educación sexual, explica que los chicos o chicas comienzan a chatear con un nuevo amiguito virtual supuestamente de su edad. Ellos no lo saben, pero ese nuevo "amigo" es un adulto que usa un lenguaje común al niño, niña o adolescente para comenzar algún tipo de vínculo de mucha confianza. El impostor recopila información importante como el colegio al que va el chico o cuál es su círculo íntimo. Mientras, convence a ese niño o niña de que, a modo de "juego", haga algo erótico como tomarse una fotografía desnudo.

Cuando las demandas del adulto camuflado comienzan a ponerse cada vez más explícitas y abusivas, el menor se niega a cumplirlas, desatándose un proceso de extorsión utilizando los datos que la misma víctima dio. Las amenazas son del estilo de "voy a mandarle las fotos que me compartiste a tus padres o compañeros de curso". A esta altura, los niños ya están absolutamente aterrados y se ven forzados a seguir con un juego que puede tener gravísimas consecuencias para su salud mental.

¿Cuán frecuente es? Se trata de un peligro latente para miles de niños, niñas y adolescentes, si se tiene en cuenta que al 35% alguna vez le pidieron que enviaran fotos desnudos o con poca ropa y que el 33% recibió imágenes o videos de contenido sexual de un desconocido que los contactó por Internet. Las alarmantes cifras se desprenden de un reciente informe de la organización Grooming Argentina, según el cual seis de cada 10 chicos y chicas de entre 9 y 17 hablan con desconocidos por Internet y tres de 10 se encontraron alguna vez personalmente con alguien con quien se contactaron por ese medio.

¿En qué redes sociales puede darse? Sebastián Bortnik, experto en seguridad informática y fundador de la organización Argentina Cibersegura, explica que el gooming es un ataque informático masivo. "Estos delincuentes se lanzan en busca de cualquier chico o chica, no de uno en particular, aunque cuando encuentran una potencial víctima, avanzan con ella", describe. La simple conexión a cualquier plataforma digital habilita la posibilidad de que un chico o chica (generalmente de entre 8 y 16 años) sea captado. "En cualquier lugar donde haya chats y niños del otro lado puede haber grooming", advierte el especialista. Puede ser por Facebook, Instagram, WhatsApp o juegos online. Hernán Navarro, fundador de Grooming Argentina, suma: "Estos delincuentes son depredadores sexuales que están permanente a la caza".

¿Cómo puede impactar en los chicos y las chicas el haber sido víctimas de grooming? Ongini, que tiene una vasta trayectoria en la temática y es cofundadora del Centro de Asistencia y Prevención del Abuso Sexual en la Infancia y Adolescencia (Cepasi), explica que cuando a un niño, niña o adolescente se lo expone a ser víctima de grooming, "lo que se constituye es una situación traumática exactamente igual a la del abuso sexual" porque "se los expone a cuestiones sexuales para las que muchas veces no están preparados ni psíquica ni madurativamente para poder procesar". Además, detalla que otra de las trampas del grooming es que la víctima termina considerando que también es culpable de lo que pasó.

¿Qué rol debemos asumir los adultos en las prevención y detección a tiempo? Según Ongini, para que los niños o niñas que son víctimas de grooming puedan salir adelante, van a necesitar de la contención inmediata y una respuesta favorable de la familia. Aunque no podemos controlar todas las variables, hay ciertas cuestiones relacionadas a la educación que pueden hacer que los chicos y las chicas "estén menos proclives a morder ciertos anzuelos ". "Debemos enseñarles a los niños y adolescentes a cuidarse para evitar abusos y, en el peor de los casos, a defenderse de ellos contando con nosotros como aliados. El problema es que por más educados que estén nuestros hijos e hijas, debido a la inmadurez de su cerebro, definitivamente algunas cosas no podrán enfrentarlas solos", subraya Ongini. Esta es una de las razones por las cuales indica que lo ideal es que hasta los 14 años los chicos no deberían crear perfiles en las redes ni usarlas de la manera en que lo hacemos los adultos, es decir, con total privacidad y sin que nadie tenga acceso a sus cuentas.

Los consejos de la especialista María Zysman para las madres y los padres

03:39
Video

Por otro lado, desde Grooming Argentina alertan sobre la necesidad del compromiso de los adultos para que fortalezcan su conocimiento en materia digital. "Así podremos construir normas de convivencia en Internet, a partir de acciones de prevención y adoptando un uso responsable y seguro de la tecnología. La falta de información en los adultos incide en una notable cantidad de potenciales denuncias que nunca llegan a la Justicia, conviviendo en la impunidad de las cifras negras", dice Navarro.

María Zysman, psicopedagoga y fundadora de Libres de Bullying, considera que el primer tip para trabajar con los chicos es construir un vínculo de confianza, "transmitirles que si alguna vez sienten miedo, asco, rechazo a algún contenido que están consumiendo o frente a un intercambio con una persona, tienen que pedirle ayuda a mamá, papá, un hermano mayor, la abuela o cualquier adulto de referencia para poder detectar situaciones de riesgo". Enseñarles a configurar sus opciones de seguridad, a ser críticos con lo que ven en Internet, a que hay cosas que no se comparten y espacios que son íntimos, son algunas de las claves. Pero, sobre todo, generar canales de diálogo. En ese sentido, Zysman señala que instalar aplicaciones de control parental en los dispositivos tecnológicos de los chicos es una opción válida, "pero mucho más importante es ofrecernos como referente para que no solo hablen, sino que griten cada vez que alguien les pida mantener en secreto su relación".

Consejos para padres

  • Involucrate: el adulto siempre es responsable, no existe eso de que "los chicos manejan solos la tecnología, entienden más que yo". Por el contrario, los niños y las niñas deben sentir que cuentan con el apoyo de un mayor, aún cuando se trate de Internet.
  • Informate acerca de qué es y las consecuencias del grooming: enterate de cómo funciona, cuántos casos hubo últimamente, si se dan nuevas modalidades, etcétera.
  • Dialogá con los chicos: al igual que lo haríamos respecto de otros riesgos que pueden enfrentar en su vida, con confianza y generando un marco de contención. Siempre se puede sacar como tema de conversación las cosas que nos hacen ruido y que nos parecen raras de la web. Incorporarlo a la cotidianidad es importante. Así como les preguntamos "¿cómo te fue hoy?", comencemos a incorporar el "¿qué viste hoy en las redes?" para naturalizar el acto de compartir las cosas que nos llamaron la atención.
  • Enseñales reglas básicas: explicales que del otro lado de la pantalla una persona puede estar mintiendo sobre su identidad; que no deben hablar con desconocidos, y si llegan a hacerlo, limitar la conversación a los temas en cuestión, por ejemplo, si están jugando online, conversar sobre la estrategia; nunca revelar datos como dirección, teléfonos, nombres de la escuela a la que asisten y mucho menos acceder a pedidos tales como sacarse la ropa, mostrar una foto o seguir conversaciones de carácter sexual. Y si eso llega ocurrir, saber que deben pedir ayuda y que el contacto debe frenarse.
  • Otros consejos a la hora de conectarse: buscá limitar la cantidad de gente que aceptan como amigos o contactos en redes o grupos; controla la gente con la que dialogan y el tipo de contenido que utilizan en esas comunicaciones.
  • En los dispositivos: conocé los sistemas de navegación; leé las políticas de privacidad a la hora de bajar aplicaciones, como por ejemplo, si es menester ser mayor de edad para descargarlas, entre otros.

Más información

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.