Convivencia. Las virtudes del docente agrario