Piden ayuda para que chicos de pueblos originarios puedan ir a la universidad

Un grupo de adolescentes que asisten al centro barrial Enrique Angelelli
Un grupo de adolescentes que asisten al centro barrial Enrique Angelelli Fuente: LA NACION - Crédito: Javier Corbalán
María Ayuso
(0)
4 de marzo de 2019  • 15:01

En 2006 e invitados por el Equipo Diocesano de Pastoral Aborigen de la diócesis de Formosa (Endepa), varios dirigentes de comunidades originarias asistieron a un encuentro con el entonces cardenal Jorge Bergoglio, a quien le pidieron apoyo para que los jóvenes wichis pudiesen ir a la universidad. "Plantearon que necesitaban becas para sus hijos. Había tres jóvenes que ya estaban haciendo una carrera con mucho sacrificio: uno vivía en el lavadero de una terraza. Hoy es licenciado en matemáticas y está haciendo el doctorado", cuenta el sacerdote Juani Rosasco.

Un grupo de adolescentes que asisten al centro barrial Enrique Angelelli
Un grupo de adolescentes que asisten al centro barrial Enrique Angelelli Fuente: LA NACION - Crédito: Javier Corbalán

El pedido no era solo de apoyo económico, sino también de contención y acompañamiento en el recorrido de la vida universitaria. Así surgieron las becas para estudiantes, que se sostienen gracias a donaciones. Estas les permiten a los jóvenes wichis poder pagar los alquileres en la ciudad de Formosa, a donde asisten a universidades públicas, así como otros gastos de sus estudios.

Allí, además, cuentan con una sede con computadoras y acceso a Internet, y asisten a distintos talleres y capacitaciones semanales.

Los pies de un chico wichi de la comunidad de Tres Pozos
Los pies de un chico wichi de la comunidad de Tres Pozos Fuente: LA NACION - Crédito: Javier Corbalán

Hasta el momento, las becas beneficiaron a más de 100 jóvenes, 15 de los cuales ya se recibieron. "Cada beca es de 5000 pesos por mes, pero los donantes, a quienes los estudiantes llaman ‘los solidarios’, ponen lo que pueden", explica Juani.

Actualmente, tienen 23 estudiantes becados. "Nos están faltando cubrir 25 becas más que es la demanda que tenemos en lista de espera y no estamos pudiendo satisfacer", sostiene el sacerdote, quien aclara que todas las donaciones, cualquiera sea el monto, marcan una diferencia.

"Con el equipo siempre decimos que cada estudiante universitario nuevo, es un chico menos que cae en la droga", subraya Juani.

Cómo colaborar

Para colaborar con las becas de los estudiantes wichis o con alguno de los otros proyectos de prevención de adicciones que realiza el centro barrial Enrique Angelelli, comunicarse con Juani Rosasco escribiendo a juanicp@parroquiasantacruz.org.ar

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.