srcset

Hablemos de abuso

Prevención: ¿Cómo hablar de abuso sexual con los chicos y las chicas?

(0)
7 de julio de 2020  • 12:48

Por miedo, culpa, impotencia o por vergüenza, la mayoría de las niñas, niños y adolescentes que son víctimas de abuso sexual callan por mucho tiempo. Se suelen sentir cómplices de la situación de abuso, sobre todo porque cuando son muy pequeños no entienden del todo lo que les pasa. Por eso, es fundamental enseñarles desde chicos a cuidar su cuerpo, a conocer sus partes íntimas y, sobre todo, las diferencias entre "tocamientos" buenos, confusos y malos.

Paula Wachter, fundadora de Red por la Infancia, y Unicef brindan una serie de consejos prácticos para padres y madres que buscan alentar a los niños y las niñas a ser abiertamente comunicativos acerca de cuestiones sexuales.

1. Enseñales desde que aprenden a hablar a nombrar las partes de su cuerpo y las zonas sexuales; no uses con ellos nombres de fantasía sino los correctos: pene y vulva. Hablales con naturalidad de las zonas sexuales, sin cargarlas de erotismo o énfasis innecesarios.

2. Haceles saber que tienen derecho a decidir acerca de su propio cuerpo. De forma práctica, debemos empezar nosotros respetándolo.

3. Promové su autonomía para ir al baño, vestirse y bañarse. Enseñales que desde los 3 años ya no necesitan ayuda para ocuparse de sus partes íntimas.

4. Es recomendable que los padres y madres no se bañen desnudos con sus hijos, ni desde que son bebés. Es una forma de no normalizar que haya un cuerpo desnudo al lado del cuerpo del niño. Por el mismo motivo, no les des "besitos" en la boca y tampoco se aconseja que duermas con ellos en la misma cama como hábito.

5. Explicales que pueden decir ¡NO! cuando no deseen ser tocados, incluso en formas que no sean sexuales, como un abrazo. Aprovechá las oportunidades que tengas para preguntarles: "¿querés darme un abrazo?", "¿me das un beso?", aceptando su "sí" o su "no". No les cambies las manifestaciones de afecto por premios. "Si desde chiquito le repetiste que ninguna persona puede tocar sus partes íntimas y lográs que incorpore esa idea, es el mejor refugio para tu hijo", destaca Wachter.

6. Enseñales la diferencia entre los buenos secretos (un cumpleaños sorpresa, por ejemplo) y los malos. ¿Qué es un mal secreto? Aquel que se supone que los niños deben guardar por siempre y esconde acciones que no están bien. La banda infantil Canticuenticos hizo el tema "Hay secretos" donde aborda de una manera muy simple para los chicos que "no se tienen que guardar los secretos que hacen mal".

7. Dentro del rubro artístico, la literatura también puede ser útil para abrir el diálogo con los más pequeños. Libros como ¿De qué color son tus secretos?, de Margarita García Marqués, promueven la expresión emocional. En cada página de la historia, la autora invita a los chicos a explicar si ellos tienen secretos, de qué tipo y de qué color son: "Los secretos oscuros pueden tener una buena solución si aprendemos a explicarlos a un adulto de confianza: a mamá, a papá, o a la profesora", destaca. Otra propuesta es La Mochila de Iripina, de la psicóloga Paula Vessoni y difundido a través de la campaña Anímate de Silvina Díaz y Gabriela Pacheco, que narra la historia real de una niña que fue abusada sexualmente y logró salir adelante de una manera creativa y esperanzadora. "En una carta al final del libro, Iripina anima a los chicos que hayan pasado por una situación de abuso a hablar y les asegura que siempre habrá alguien que los pueda escuchar. El cuento visibiliza esta temática y posibilita el diálogo entre los adultos y los niños o adolescentes, para salir de la trampa del silencio y el secreto", cuenta Vessoni.

8. La educación sexual integral (ESI) cumple un rol fundamental para prevenir y dar herramientas a los chicos para que puedan contar lo que les pasa. Muchos casos de abuso sexual contra niños, niñas y adolescentes fueron detectados en las escuelas gracias a la ESI. Silvia Ongini, psiquiatra infantojuvenil del Departamento de Pediatría del Hospital de Clínicas y autora del libro El súper poder de la educación sexual -en coautoría con Silvina Valente y Denise Tempone-, sostiene: "Una de las cosas más básicas en educación sexual es que respetemos las etapas de los niños, que no los obliguemos por ejemplo a darles un beso a un familiar cuando no quieren, que su 'no' sea escuchado y ayudarlos a ellos, a su vez, a escuchar sus propios 'no'".

9. En niños de a partir de 10 años ya podés hablar de lo que es el abuso, sin asustarlos, sino brindándoles herramientas y consejos, por ejemplo, explicándoles que tienen que tener cuidado donde se visten y se desvisten, y otorgándoles confianza para que puedan contar si algo les pasa.

¿Cuáles son las señales de alerta frente a un abuso?

02:43
Video

Dónde denunciar y pedir ayuda

  • Línea 137: Llamá a esta línea que pertenece al Programa Las Víctimas contra las Violencias, del Ministerio de Justicia de la Nación, para que te asesoren sobre los pasos a seguir. También podes enviar un Whatsapp al 11-3133-1000 desde cualquier lugar del país. Si estás en CABA, Chaco o Misiones, ante una situación de emergencia se podrá desplazar hasta el lugar un Equipo Móvil acompañado por personal policial que garantiza las condiciones de seguridad para que el equipo se haga cargo de la situación, ofrezca contención a las víctimas y de intervención a las fiscalías, defensorías o juzgados. En CABA, si la víctima desea formular una denuncia, la acompañan a la Oficina de Violencia Familiar de la Suprema Corte de Justicia (OVD).
  • Línea 102: Este servicio gratuito y confidencial brinda un espacio de escucha, contención y orientación para niños, niñas y adolescentes y también realiza intervenciones, de manera conjunta con otros organismos del Estado, ante situaciones de vulneración de sus derechos. Las siguientes jurisdicciones cuentan con este número: CABA, Jujuy, Salta, Tucumán, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Neuquén, Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Buenos Aires, Córdoba. En La Pampa, se puede llamar al 101 y en San Luis y Río Negro, al 911. En Chubut, llamar al: 0297 154779774 / 02945 15 551610 / 0280 15 4575 758. En Tierra del Fuego, a las líneas: 02901 657789 / 464472 // 02964 490270/605670. En Santa Cruz: 02966 644943 / 02966 706676. En Santa Fe: 0342 155145520 / 0341 153217392. Para más información podés escribir a: linea102@senaf.gob.ar
  • Centros de Acceso a la Justicia (CAJ). Dependen del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación. Son oficinas que brindan servicios de atención legal primaria gratuita con más de 250 puntos de acceso en todo el país, atendidos por profesionales. También dan atención y asesoramiento de manera virtual en los siguientes números: CABA: 1133108480 PBA: 1133107947 CUYO: 2644430111: Mendoza, San Luis, San Juan, La Rioja. NOA: 3855147941: San Miguel de Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, Jujuy, Salta. NEA: 3704960176: Formosa, Chaco, Misiones, Corrientes. CENTRO LITORAL: 351 153113579: Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe. PATAGONIA: 294451965: La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego.
  • Para realizar denuncias, también podes dirigirte a comisarías, a la Comisaría de la Mujer, a las fiscalías penales o unidades fiscales especializadas (como la Unidad Fiscal para la Investigación de Delitos contra la Integridad Sexual de Niñas y Niños, del Ministerio Público Fiscal o la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas) juzgados penales y de familia, asesorías o a la Defensoría de Menores que corresponda a tu jurisdicción. En la línea 137, pueden derivarte y brindarte más información acerca de los pasos a seguir en función del lugar del país donde te encuentres.
  • Además, existendiversas organizaciones que pueden brindarte información, contención y asistencia:
  • Centro de Asistencia y Prevención del Abuso Sexual en la Infancia y Adolescencia (Cepasi): cepabusosexualinfantil@gmail.com
  • Red por la Infancia:info@redporlainfancia.org
  • Adultxs por los derechos la infancia:adultxsporlainfancia@gmail.com

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.