"Rompe cráneos": claves para prevenir que los chicos se sumen a los retos virales

Secuencia del "rompe cráneos", el nuevo reto viral que preocupa a los adultos
Secuencia del "rompe cráneos", el nuevo reto viral que preocupa a los adultos
Lorena Oliva
(0)
19 de febrero de 2020  • 14:43

Tres adolescentes frente a cámara. Los de los extremos saltan primero, en simultáneo. El del medio lo hace después pero, al hacerlo, sus compañeros lo patean, generando que se caiga y se golpee. El video circula entre los chicos, a través de YouTube y Tik Tok, las redes más populares entre los adolescentes, impulsando, como en challenges anteriores, que otros chicos lo copien y viralicen sus experiencias.

También circula entre adultos, ya sea entre amigos o en los chats de padres. Es que, el nuevo reto viral entre los adolescentes se conoce como el "rompe cráneos" y, por los peligros que encarna, vuelve a poner en evidencia la necesidad de acompañar a los chicos en una etapa en la que experimentar es la regla, pero sin medir adecuadamente los riesgos.

"Entre los adolescentes, las situaciones en las que se enfrenta algún tipo de riesgo son habituales. Buscan experimentar y esto los lleva a transitar territorios peligrosos: desde incurrir en la ingesta de alcohol o de otras sustancias para ver qué pasa, pasando por conducir en estado de ebriedad o incluso en juegos como estos, en los que se parte de una situación supuestamente graciosa pero que implica riesgos para si mismos o para terceros, ya sea por el juego en sí o por su posterior viralización", explica Enrique Berner, médico especialista en Pediatría y Adolescencia y jefe del servicio de Adolescencia del Hospital Argerich.

A su entender, en esta era atravesada por la tecnología, es fundamental la presencia de los padres. "Es importante fomentar en ellos la autonomía. Que tengan en claro que si el grupo fomenta situaciones peligrosas, pueden decir que no. De todas maneras, es fundamental estar presentes y no tener miedo a ponerles límites cuando se exponen a situaciones de riesgo", detalla el especialista.

Pero si el tránsito por terrenos riesgosos es frecuente en la adolescencia, la tecnología y sus posibilidades los agudizan. Para Lucía Fainboim, directora de Educación de Faro Digital, ONG que promueve la ciudadanía digital tomando la voz de chicos y chicas, la exposición es un factor fundamental: "Los challenges se filman y se viralizan. Si no se filmaran y viralizaran, estoy segura de que muchos chicos no participarían. Se produce una disociación entre lo que se hace y el fin que se persigue. En pos de sumar likes y views se desnaturaliza la violencia".

Fainboim también cree que es necesaria la presencia adulta para generar reflexión en los chicos. "Muchos de los que participan, ya sea en el reto en sí, o filmando, o simplemente riéndose, están en contra de la violencia hacia un compañero. Por otra parte, se pierde de vista que en Internet todo perdura y que quizás, en unos años, cuando alguien vaya a buscar trabajo, esta clase de videos lleguen a sus potenciales empleadores", alerta.

Para los adultos, hay mucho por hacer y por decir frente a los challenges y sus potenciales riegos. Estos son algunos consejos brindados por los especialistas:

  • Conversar con los chicos a fin de fortalecer su autonomía o independencia para que no cedan a las presiones de los pares cuando se trate de unirse a estos u otros retos.
  • Estar permanentemente al tanto de los riesgos que traen aparejadas las redes sociales entre niños y adolescentes, sabiendo que son un factor fundamental de socialización entre ellos y no podemos aislarlos.
  • Establecer reglas de convivencia familiares que involucren cierto posicionamiento sobre estos temas. Algunas deben ser establecidas por los adultos y otras pueden ser consensuadas.
  • Poner límites de aplicación inmediata en caso de que se infrinjan algunas de ellas. Si este punto se hace difícil, no dudar en recibir asesoramiento.
  • Generar conciencia en los chicos acerca de la disociación entre lo real y lo virtual. La violencia es violencia independientemente del contexto. Llamar a los cosas por su nombre.
  • Conversar sobre los riesgos que encarna la exposición en redes ya que el material se viraliza y no desaparece, pudiendo acarrear consecuencias negativas en el futuro.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.