Violencia económica: “Dependía de él hasta para comprar la comida”