Crítica social. El pozo