Heidi cumple 125 años

En 1880 se publicó por primera vez el libro de Johanna Spyri, que cuenta las aventuras de una niña y su abuelo en Los Alpes suizos
(0)
23 de julio de 2005  • 11:18

BERNA (EFE).- Heidi, la pequeña heroína que lleva generaciones cautivando a los niños, cumple hoy 125 años y para honrarla dos espectáculos se presentarán en Suiza, su tierra natal.

Las aventuras de Heidi, una dulce niña que vive en Los Alpes suizos junto a su abuelito, aparecieron por primera vez en 1880, de la mano de la escritora Johanna Spyri.

Desde entonces, a la versión escrita le han seguido numerosas comedias musicales, películas y una serie de televisión de inspiración japonesa que nació en los años 70 y que ahora se vende para las nuevas generaciones en formato DVD.

En 125 años, estos relatos fueron traducidos a 50 idiomas y se introdujo en la imaginación de niños de todas las culturas.

Festejos

Con motivo del aniversario, dos localidades, Maienfeld y Walenstadt, ambas en la región suiza de habla alemana, que se consideran los terruños de Heidi y se encuentran a 25 kilómetros de distancia una de la otra, organizaron sendos espectáculos en honor de su "hija predilecta".

Así, Walenstadt estrenará hoy una producción casi digna de Hollywood y en la que se vinculan por primera vez las peripecias de la famosa niña con la verdadera historia de su creadora, cuyas vidas se escenificarán en forma paralela.

La propuesta del ayuntamiento de Maienfeld es más modesta y sólo será interpretada en el dialecto suizo-alemán que se habla en esa parte del país, del 28 de julio al 20 de agosto.

Heidilandia

Walenstadt y Maienfeld vivieron en las últimas décadas bajo el influjo del popular personaje, pero no sólo por motivos sentimentales, sino también por razones económicas.

Ambas localidades se encuentran en una región que hace diez años fue bautizada como "Heidilandia", por la cual se reparten todos los lugares por los que pasaron Heidi y sus amigos.

Unas 100.000 personas visitan cada año la zona.

Existen también circuitos que proponen seguir los pasos de la pequeña heroína en excursiones que duran cuatro horas, así como la posibilidad de visitar "la verdadera casa de Heidi", un chalet que sirve como centro de documentación y museo.

Al servicio del marketing

Pero Heidi no sólo ha servido para atraer turistas. También se ha convertido en principal argumento de venta de una línea de productos lácteos lanzada por una gran cadena de supermercados local.

Para los directivos "Heidi es sinónimo de Suiza, de montaña, de naturaleza y de tradición", de modo que su nombre "se presta perfectamente para una marca de productos de origen suizo".

Esa línea incluye yogures, leche, crema de leche, queso y cereales, cuyos envases no sólo exhiben el rostro de la popular niña, sino también extractos del libro de Spyri.

Y por si fuera poco, está "Heidi Shop", una serie de productos "típicamente suizos" de venta por Internet, que van desde relojes, camisetas y una serie de productos de belleza elaborados con materias primas provenientes de "Heidilandia".

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.