Acosta, un DT muy sincero

Admitió una gran superioridad.
(0)
30 de marzo de 2000  

El técnico chileno Nelson Acosta no anduvo con medias vueltas. Tras el partido, admitió: "Enfrente teníamos una selección más potente; no se si la diferencia es justa, pero la Argentina fue mucho más que nosotros". Y redondeó el concepto: "Nos presionaron muy bien y nos hicieron mucho daño por el sector izquierdo; además, nuestros delanteros quedaron muy separados". Acosta destacó que a sus jugadores no les pesó el debut. "En todo caso, pesó el gran rival que tuvimos enfrente", señaló el DT chileno.

Contratiempo. Nelson Tapia amaneció ayer en el hotel Sheraton con una preocupante dolencia lumbar. ¿Qué sucedió? Pasado el mediodía, el médico del seleccionado chileno, Carlos Montes, le realizó una revisión y lo descartó para el partido con la Argentina, pues los dolores que sufría le impedían tener una buena movilidad.

Tapia, que atajó en el Mundial de Francia con el seleccionado de su país, lloró al conocer la decisión, según confió un allegado al plantel chileno. El arquero de Universidad Católica se había entrenado normalmente anteayer, en el estadio de Vélez, pero se supone que realizó un mal esfuerzo que le agravó la molestia lumbar que lo aquejaba desde hace 10 días.

Tapia, de 31 años, fue reemplazado por Marcelo Ramírez; y desde Santiago viajó de urgencia el tercer guardavalla de la nómina, Javier di Gregorio, un porteño nacionalizado chileno, que ocupó el banco de los suplentes.

Si bien el médico Montes dio un informe oficial de la lesión de Tapia, algunos medios chilenos especularon con la posibilidad de que el arquero haya sufrido una especie de "pánico escénico", versión que fue descarta por el médico.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?