Boca-River. La elección de Alfaro: ¿Poner el mejor equipo o el que tenga más gol?

Christian Leblebidjian
Wanchope Ábila lleva convertidos 24 goles en 57 partidos en Boca
Wanchope Ábila lleva convertidos 24 goles en 57 partidos en Boca Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
(0)
22 de octubre de 2019  • 00:34

Boca no llega a la revancha con River como le gustaría. No solo porque arrancará 0-2, sino porque su performance bajó en rendimientos individuales y colectivos. A los dirigidos por Gustavo Alfaro les está costando hacer goles, pero esto no está ligado a una falta de eficacia, sino que el principal déficit es que no genera situaciones claras. El problema está en la generación. Hay muchos puestos que no están consolidados y tampoco aparecen sociedades que le den réditos. Quizás, por feeling y formas de entender el fútbol, la dupla que más "entendimiento" pueda generar hoy es la de Carlos Tevez con Ramón Ábila.

Y a partir de ellos da la impresión de que Alfaro definió a los titulares. Contando los partidos oficiales, Tevez hizo 78 goles en 235 partidos con la camiseta de Boca; Wanchope Ábila suma 24 en 57.

¿El resto? Salvo Iván Marcone (0/34), todos los demás que ubicaría Alfaro saben lo que es, al menos, festejar un gol en Boca: Buffarini (1 en 58), Lisandro López (5/30), Izquierdoz (2/49), Mas (5/61), Salvio (3/9), Almendra (2/31) y Mac Allister (1/14). ¿En la cabeza de Alfaro estuvo esta ecuación? Quizás evaluó que realmente son los jugadores más aptos para revertir la serie con River, quizás también pensó: "Si más allá de las pruebas y determinados rendimientos individuales, nada me garantiza un mejor juego, por ahí convenga poner a los que tengan un mejor promedio de gol". En definitiva, Boca está obligado a hacer goles. Seguro dos (para al menos forzar la definición por penales); cuatro, si River logra convertir apenas uno.

¿Podría aumentar este promedio de gol del equipo titular? Quizás con Fabra en el lateral izquierdo (7 goles en 76 partidos) o incluyendo a De Rossi por Almendra. El italiano convirtió en su carrera 64 goles en 621 partidos. Y en Boca tiene uno pese a que apenas actuó en 5 partidos. Después, Zárate (15/58) podría darle un toque más ofensivo en lugar de Mac Allister, pero para eso debería cambiar el esquema. Luego... Villa apenas suma 3 festejos en 46 partidos en Boca, no suele resolver bien ni los centros ni las asistencias ni las definiciones mano a mano. Reynoso (4/53) desaprovechó la chance en Núñez, Weigandt (0/12) es menos ofensivo que Buffarini; Hurtado (1/12) y Soldano (1/8) por ahora aportan más buenas intenciones que realidades.

Salvio, Tevez y Ábila son un signo de interrogación en función de sus respuestas físicas. Y que tres de los 11 titulares estén en esa condición puede ser bastante ventaja (para el rival). Pero Alfaro definió sus cartas por el gol, aun corriendo riesgos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.