El caballo que vale oro

(0)
9 de diciembre de 2001  

Mitad del partido. Los semifinalistas se van al descanso en plena reacción de Ellerstina. El presentador de la Asociación Argentina de Polo anuncia los caballos que cada jugador utilizará en el quinto chukker: "Adolfo Cambiaso, Colibrí..."

Y sale la dupla. El jinete había hecho su último gol de cancha en el debut de La Dolfina contra El Paraíso y no logró, en esa condición, anotar contra Chapaleufú. Pero el binomio arrasa: maniobra sutil desde las tablas de la platea hasta el mimbre, en forma paralela a la línea final, toque corto y gol contra el tablero; corrida de toda la cancha y golazo contra el arco de Avenida del Libertador; un penal de lugar al lado del arco para sumar el tercero, y casi el cuarto con un remate apenas desviado. Cambiaso y Colibrí, un binomio incontenible...

"!Qué petiso noble! Hay que embalsamarlo!" , fue la expresión de alegría de Adolfito en el palenque. Y la historia continúa: en la final del sábado próximo, ese petiso que ya tiene 19 años, inconfundible con su mancha blanca en el medio de la cara, volverá a jugar un chukker.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.