¡Buen día, hinchas de Racing!

Por Rafael Saralegui
(0)
29 de diciembre de 2001  

¡Buen día... Racing! Vaya si será buen día para vos y los hinchas catequizados por la celeste y blanca; se acabó la vejez de los famosos 35 años, asoma la infancia de una nueva era sin cargadas, sin chanzas, sin burlas. Para mirar de igual a igual.

Ganaste un campeonato, Racing, saliste campeón, Racing; sin la opulencia futbolística de otros equipos campeones racinguistas, con la transpiración y la entrega fiera de los que se quieren salvar del descenso. ¿Importa eso ante la alegría profunda y gritada, en la que se mezclan las voces de aliento y las imprecaciones luego de tantos años de padecimiento, sin ver la luz al final del túnel?

Buen día Racing, después de tantas y tantas noches; los estoicos cargaron con los 35 años de ostracismo, de divorcio con la cumbre futbolera; los jóvenes y los adolescentes esperaron menos años, pero los suyos fueron años de juventud, de fervor, de ímpetu, de mística, de ilusión; años vividos a mucha velocidad y con las entrañas comprometidas absolutamente con el deseo supremo.

La hora esperada por fin ha llegado, el reloj de la historia no falló; toda esta explosión ocurrió aquí y ahora, en los albores mismos del nuevo siglo.

Sí, Racing; buen día, buen año, buena centuria. Volviste a ser el mejor Racing, sin galera y con mameluco; el Racing de la gente que te sufrió y te disfrutó; el Racing Club, que no es lo mismo que el Club Atlético Racing.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.