En Boca, Guillermo Barros Schelotto ya tiene en la cabeza qué equipo armará para visitar a San Lorenzo