Esteban Andrada: la figura de Boca y los números que exponen su invicto en el arco xeneize

Una de las atajadas de Andrada. Nuevamente el arquero fue figura de Boca
Una de las atajadas de Andrada. Nuevamente el arquero fue figura de Boca Fuente: FotoBAIRES
(0)
25 de agosto de 2019  • 23:45

Esteban Andrada lleva siete partido con la valla invicta en Boca en encuentros por la Superliga. No es casual que haya sido la figura del encuentro en la victoria 1-0 frente a Banfield. Si bien tuvo su cuota de suerte con dos pelotas que dieron en los palos, el arquero se destacó entre sus compañeros y los guió hacia la victoria.

En lo que va del semestre, Andrada acumula 688 minutos sin goles en contra, y superó los 672 que supo mantener Carlos Navarro Montoya defendiendo los colores xeneizes. Andrada mantuvo el cero en su arco en los cuatro cotejos de la Superliga y también en los tres de Copa Libertadores (los octavos ante Atlético Paranaense y la ida contra Liga de Quito). El último tanto se lo anotó Lucas Janson, en la final de la Copa Superliga contra Tigre. Eso sí: el récord de valla invicta en el club xeneize lo tiene Antonio Roma, con 782 minutos en 1969.

Con la mira en River para el próximo domingo y en un eventual cruce de semifinales por Copa Libertadores, Andrada aparece como uno de los jugadores claves para dichos partidos. El arquero tuvo muy buenas apariciones esta noche en Florencio Varela, una clave al cierre del primer tiempo cuando Agustín Urzi remató desde la puerta del área y lo comprometió.

Boca fue mucho más efectivo que su rival, pero tuvo en su arquero la llave de la victoria. Boca llegó menos veces que Banfield pero pudo concretar la más clara que tuvo. En cambio, su rival tuvo mayores disparos al arco, pero un palo y el travesaño impidieron abrir el marcador, y Andrada debió esforzarse y salir al rescate de su equipo.

La gran actuación del arquero llegó frente a un rival que le trae recuerdos: Andrada pasó por las inferiores de Banfield en la temporada 2007, pero no quedó y decidió probar suerte del otro lado: Lanús sí confió en la capacidad del joven mendocino, que hasta llegó a los seleccionados juveniles. Tuvo un paso a préstamo por Arsenal, volvió a Lanús, con el que alcanzó la final de la Copa Libertadores 2017. Y allí apareció Boca, y el salto a la selección mayor.

A los 28 años, luce consolidado e indiscutido como el 1 de la valla xeneize. Su gran momento, y su invicto en la Superliga, estarán bajo examen en el Monumental el domingo próximo, con la visita a River en el Monumental.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.