Con la mística de siempre, Estudiantes venció a Libertad y se acerca a los octavos de final