Homenaje a Rubén Suñé: Boca honra a su leyenda con un Memorial frente a su estatua

Boca honra la memoria de Rubén Suñé
Boca honra la memoria de Rubén Suñé
(0)
24 de junio de 2019  • 23:59

De futbolista se convirtió en capitán. Y de ahí a ídolo. Y después, en leyenda. Rubén Suñé falleció el jueves pasado a los 72 años y Boca lo honra como lo merece. El club de la Ribera invita a los socios, hinchas y deportistas del club a homenajear al Chapa en la Bombonera.

La convocatoria es para este martes desde las 12, donde se va a organizar un Memorial frente a su estatua en el hall del Estadio. Alllí también habrá un libro de condolencias para que los asistentes puedan dejarle un mensaje. Y a las 18.30 hs se realizará una ceremonia de cierre, con palabras del Presidente del club, Daniel Angelici, excompañeros y familiares del jugador fallecido.

Rubén José Suñé, uno de los ídolos históricos del Boca que conquistó América a fines de los 70, falleció la noche del jueves, a los 72 años, mientras estaba internado en el Hospital Británico. El Chapa, que arrancó como marcador de punta y luego pasó a desempeñarse como mediocampista central -un 5 clásico- jugó 527 partidos en Boca y convirtió 52 goles (incluidos los encuentros amistosos y oficiales).

Boca honra la memoria de Rubén Suñé
Boca honra la memoria de Rubén Suñé

Debutó con la camiseta xeneize el 22 de diciembre de 1966, en un amistoso ante Atlanta, en el que Boca perdió 1-0. Con la camiseta xeneize festejó ocho campeonatos: la Copa Argentina 1969, los campeonatos Nacionales 1969, 1970 y 1976; el Metropolitano 1976, las Copas Libertadores 1977 y 1978 y la Copa Intercontinental 1977.

Pero, entre sus 52 tantos, se destaca el que anotó para definir la final del Nacional 1976 frente a River, con un potente tiro libre al ángulo, para el 1-0 jugado en la cancha de Racing. A los 27 minutos del segundo tiempo, y cuando el 0 a 0 parecía inquebrantable, hubo una infracción a unos 10 metros del área de River. Avalado por el anuncio del árbitro Arturo Ithurralde, que les había dicho a los capitanes (el propio Suñé y Roberto Perfumo) que una nueva regla permitía patear los tiros libres sin esperar el silbato del juez, el Chapa aprovechó el desconcierto de los futbolistas millonarios y del arquero, Ubaldo Fillol. Mientras el Pato armaba la barrera, el ídolo xeneize le metió al balón un derechazo que se clavó en el ángulo superior izquierdo del arco de River. El 1-0 fue inamovible y Boca se coronó campeón del Nacional, nada menos que frente a su rival eterno.

Paradojas de la vida, Suñé, un abanderado de la historia azul y oro, falleció el 20 de junio, el Día de la Bandera. Con él se va un ídolo, una leyenda. Y Boca quiere que todo el pueblo xeneize lo despida como se merece.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.