Mauricio Pochettino: "Ganar la Champions no estará por encima de haber salvado del descenso al Espanyol"

Pochettino y Guardiola, Espanyol y Barcelona, antes de un clásico catalán.
Pochettino y Guardiola, Espanyol y Barcelona, antes de un clásico catalán. Fuente: Archivo
Cristian Grosso
(0)
30 de mayo de 2019  • 06:54

Solo diez fechas faltaban para que concluyera la Liga española 2008/09. Espanyol estaba último, con 25 puntos, mediáticamente sentenciado a la segunda división. Tintín Márquez y Mané Esnal habían dirigido al plantel y ya habían sido destituidos. Entonces, el club se abrazó a un emblema inexperto: Mauricio Pochettino . Símbolo periquito, el extranjero con más partidos en la historia..., pero sin antecedentes como entrenador. Encerró al grupo en la pequeña ciudad de Navata, en Cataluña, y desafió a sus jugadores. La permanencia era posible. Fueron ocho victorias, un empate y una derrota. Una cosecha de 25 puntos para una escalada tan meteórica como milagrosa. Del descenso saltó a mitad de tabla, la impensada salvación. Ese fue el primer paso en la carrera como técnico de Mauricio Pochettino.

-Has dicho que salvar del descenso a Espanyol fue el mayor éxito de tu carrera deportiva. Pero si ganás la Champions.

-Íntimamente sigue siendo mi mayor satisfacción deportiva. Primero, porque aquella salvación marcó mi presente y mi futuro. Porque un entrenador que comienza con un descenso ya no es el mismo, porque estábamos jugando con las emociones de la gente, de un club al que llegué con 22 años, mis hijos son hinchas del Espanyol y yo sentía la responsabilidad de no fallar. Estaba en juego la supervivencia del club y yo lo sentía sobre mis hombros. Si el sábado ganamos la Champions será una de las mejores cosas que me pasarán en mi vida, como logro será increíble, ahora, íntimamente, a lo sumo estará a la altura de haber salvado al Espanyol, pero nunca por encima. Yo siento esto y quizá no todos los compartan, es muy personal. El otro día con Xesco Espar [exjugador y entrenador español de handball] hablábamos de que todos tenemos tres vidas, la pública, la privada y la secreta. Y en esa secreta están esas cosas que vos sentís y tal vez no compartís con nadie, ni con tus hijos, ni con tu mujer. Alguien pensará 'como vas a decir que la Champions no es mejor que haber salvado al Espanyol'. Yo digo que va a ser muy complicado que cambie de forma de pensar. Ganar una Champions, una Premier o un Mundial podrán estar en el mismo nivel, pero más arriba, no.

Con sus padres, su mujer y sus hijos, en una imagen de archivo. Barcelona es la ciudad que lo adoptó.
Con sus padres, su mujer y sus hijos, en una imagen de archivo. Barcelona es la ciudad que lo adoptó. Crédito: Familia Pochettino

-Hace 10 años dirigías al equipo femenino de Espanyol. ¿Qué ves cuando repasás la década?

-Lo más bonito es que he disfrutado de todas mis etapas. Desde aquellos seis meses con las chicas; las cuatro, casi cinco temporadas espectaculares con Espanyol; la llegada a Southampton cuando no sabía ni una palabra en inglés, y ahora Tottenham. Siempre, lo más importante ha sido el proceso. Cuando estás subiendo la montaña debés disfrutar del recorrido, porque al hacer cima, de alguna manera se acaba la magia. Lo más bonito es la preparación. Como esta, donde la estamos disfrutando tanto que las semanas se nos están pasando volando. En caso de ganar la final, celebraremos levantar la copa, pero el verdadero disfrute habrá sido prepararla. Claro que para la gilada quedará si ganaste o no, y te van a juzgar por eso. Lo más importante es cómo te juzgas tu, y tu familia y tu gente más cercana. Llegar a una final de Champions con un club como Tottenham ya es su logro enorme.

-¿No te importa para nada ese juzgamiento? El sábado por la noche, el mundo hablará de vos como el mejor de todos o solo seguirás siendo un buen técnico.

-Vivo de esa forma, no voy a cambiar ahora. No me va a afectar ni ganar ni perder. Pase lo que pase el sábado, me vas a llamar y te voy a atender. No voy a cambiar, seguiré siendo el mismo. El otro día le dije a los jugadores y al presidente: 'si quiero ganar esta copa es por ustedes, por el presidente que hace 18 años está haciendo un club increíble, por nuestras familias y por todos los fans del Tottenham'. Si me preguntas, ¿ganarla para ti o para ellos? Para ellos. Y no es demagogia ni falsa modestia. A mí., sí, me quedará la satisfacción, pero cuando ves disfrutar a tu familia, a los jugadores y a los fans, esa es la verdadera recompensa. Quiero ganar más por ellos que por mí. Y eso me da más fuerza. Yo no quiere decir después del partido 'he ganado la Champions', sino 'hemos ganado la Champions, ustedes, que son los actores principales'. Como lo pensará la gente del Liverpool, desde ya, pero bueno, en este caso me toca pensar en los nuestros.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.