Qué cambios buscan Boca, Racing e Independiente con los cambios de técnicos

Crédito: Prensa Independiente
Christian Leblebidjian
(0)
26 de diciembre de 2019  • 07:21

Los contextos de Boca, Racing e Independiente no son los mismos, pero sí partirán los tres en 2020 con nuevos entrenadores. Sebastián Beccacece asumirá en la Academia, Lucas Pusineri en los Rojos y Miguel Ángel Russo sellará en estas horas su regreso a la Ribera. Pero más allá del cambio de nombres para los bancos de suplentes, cada decisión dirigencial engloba modificaciones de fondo.

Juan Román Riquelme eligió a Russo para Boca. La decisión tenía que ver con repatriar a un técnico que ya ganó la Copa Libertadores con el equipo xeneize en 2007, pero sobre todo con un cambio de estilo. Si a Gustavo Alfaro, el entrenador saliente, le cuestionaban desde adentro del club y sobre todo desde afuera su poca audacia en las propuestas de juego durante el año que estuvo como DT, un amante del fútbol protagonista como Riquelme pretende dar un golpe de timón de arranque en la gestión de Amor Ameal, que reemplazó a Daniel Angelici como presidente de Boca.

Román analizó las variables y recordó que aquél equipo de Russo en 2007 era súper ofensivo. Además de tenerlo a él, jugaba con laterales que se proyectaban al ataque, con variantes para llegar al gol y que se impuso en la Copa Libertadores de ese año asumiendo riesgos. Si bien tanto Riquelme como la nueva comisión directiva anunciaron que esperarán contar las cifras reales para así poder buscar refuerzos, los puestos que Riquelme y Russo apuntan a incorporar también tienen que ver con el ataque. Por eso el primer nombre que se pensó fue el de Paolo Guerrero, el N° 9 de Inter, de Brasil.

Fuente: AFP

Si bien el peruano declaró que está cómodo en Brasil y el flamante DT Eduardo Coudet quiere que se quede, Boca podría incluir en la negociación a futbolistas que a Inter podrían interesarle como Emanuel Reynoso y Sebastián Villa. Otro puesto que pretende incorporar Riquelme es un enganche, un playmaker. Incluso se mencionó la posibilidad de que regrese Edwin Cardona, quien jugó en Boca con Guillermo Barros Schelotto; también Nicolás Gaitán, otro exjugador xeneize fino y con buena técnica. Todavía no se confirmó oficialmente a Russo como nuevo técnico ni tampoco se sabrá cuánto dinero tendrá la dirigencia de Boca para incorporar, pero los refuerzos que lleguen serán para darle un salto de calidad al ataque.

Diego Milito eligió a Sebastián Beccacece como DT de Racing. Pudo haber pensado que corría algún riesgo porque el último paso del entrenador no fue bueno y duró apenas 16 partidos en. Independiente. Pero, en el fondo, buscaba mantener el estilo ofensivo que la Academia ya aplicaba con Eduardo Coudet aunque con algunos retoques. Cuando se cayó la alternativa de Jorge Sampaoli, el mánager de la Academia se la jugó por su ex ayudante de campo en la selección argentina.

Fuente: Archivo

Se sabía que tenían diferencias Milito y Coudet. La principal era por la poca cabida que el entrenador les daba a los jugadores de las inferiores. La no concurrencia al predio Tita y la apuesta sostenida para los futbolistas de mayor experiencia le dieron al Chacho dos títulos pero poca formación de la cantera. Es cierto que en sus últimos partidos sí les dio apariciones a Nicolás Muscio, Iván Maggi y Luca Andrada, pero no resultó algo sostenido en su ciclo.

La elección de Milito con Beccacece también apunta a eso. A foguear chicos que puedan ser también soluciones en determinados puestos del equipo titular. Por dar un ejemplo, en el lateral derecho, tras la partida de Renzo Saravia, Coudet tenía a Iván Pillud (33 años) y como refuerzo incorporó en el último mercado de pases a José Luis Rodríguez Bebans, un proyecto de 22 años que vino proveniente de Danubio de Uruguay pero que casi no jugó en la Academia. Beccacece también pretende como refuerzo un lateral derecho, pero más allá del caso específico de este puesto, desde el 2 de enero de 2020, cuando el plantel retome las prácticas en el predio que la AFA tiene en Ezeiza, uno de los objetivos del director técnico será apuntar a foguear a los juveniles del club con mayor continuidad a como lo hacía Coudet.

Hugo Moyano eligió para Independiente a Lucas Pusineri. Luego de los convulsionados ciclos de Ariel Holan (en su último año) y Sebastián Beccecece, el club de Avellaneda necesitaba a un entrenador que, más allá de tener una búsqueda clara en cuanto al estilo de juego, sea una suerte de "equilibrista" entre las emociones de los hinchas y de los jugadores.

Con resultados favorables en sus campañas en Cúcuta y Deportivo Cali, en Colombia, Pusineri además suele tener buenos antecedentes en los manejos con la prensa, con los planteles y con el público. No suele complicarse ni declarar de manera rebuscada. Es simple y claro a la hora de transmitir el mensaje y, por lo que se sabe, sabrá adaptarse a las posibilidades de Independiente en cuanto a los recursos.

Sin certezas sobre posibles incorporaciones, su primera medida sería tratar de retener a aquellos que pueden volver de préstamos, como el caso de Leandro Fernández, que finaliza su vínculo con Vélez, ya que la entidad de Liniers no puede pagar los US$ 7.000.000 de su opción de compra. Ya en la cabeza del Pusineri DT de Independiente está una canchita con un doble 9: Silvio Romero-Leandro Fernández.

Crédito: @LPusineri

Lo que buscan también los dirigentes con Pusineri es un técnico flexible desde sus ideas futbolísticas y esquemas tácticos. Beccacece chocó con varios jugadores en su etapa en Independiente por aferrarse al 4-3-3, mientras que Pusineri puede adaptarse a las características de los jugadores que disponga en el plantel y armar un 4-2-3-1 o un 4-4-2.

"Esta posibilidad me llega en un buen momento. Dos años atrás tuvimos una reunión y no se pudo oficializar, pero siempre supe que los caminos se iban a cruzar. Esta chance me agarra en un momento de madurez. Espero contar con la posibilidad de poder convencer y que el convencimiento se traslade a todos. Quiero mística, garra y corazón. Lo importante, más allá de jugar mal, regular o bien, será crear una identidad", explicó Pusineri el día de su presentación como DT del Rojo.

Como se ve, los tres equipos grandes que comenzarán 2020 con otros técnicos renuevan ilusiones, aunque todas apuntadas en buscar las modificaciones estructurales que venían del último arrastre.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.