Entrevista. Ríos, el único que todavía no jugó