Ganó el chileno Matías Fernández

En el Hípico Argentino, venció en el desempate a Ricardo Kierkegaard; tercero se ubicó Fabián Sejanes
(0)
18 de mayo de 2003  

Los gritos de la pequeña, pero audible, delegación chilena dieron fe del triunfo de su representante Matías Fernández en el Gran Premio Sol de Mayo, clasificatorio para la Copa del Mundo, y prueba principal de la Semana Internacional organizada por el Club Hípico Argentino. Fue sólo la segunda vez en 14 años que un jinete chileno se adjudicó esta competencia. La primera fue hace dos temporadas, cuando Joaquín Larraín se impuso con Jaggermeister Santa Mónica.

A pesar del mal tiempo, una notable cantidad de espectadores llenó casi por completo las dos tribunas que rodean la pista cubierta, escenario obligado por las persistentes lluvias de las últimas jornadas. Las expectativas del público no fueron defraudadas, aunque ninguno de los 19 jinetes (7 chilenos y 12 argentinos) finalizara sin faltas el recorrido a 1,60m, presentado por el mexicano Javier "Diablo" Fernández, el diseñador de pista en los próximos Juegos Panamericanos.

Fernández, con Avanti, y Ricardo Kierkegaard, con Pedro Z, tuvieron el mejor rendimiento, con un derribo y una falta por tiempo, lo cual obligó a un desempate sobre la misma altura, contrarreloj. Allí Fernández, de 27 años, volteó dos vallas con su buena zaina. Todo hacía pensar que Kierkegaard, cuyo excelente padrillo Pedro Z había impresionado por su solvencia, sería el vencedor. Pero al voltear los últimos tres obstáculos, la victoria quedó para el chileno, quien obtuvo $ 4500 pesos y el Trofeo Ruiz Díaz, entre otros premios.

Cabe destacar también la labor de Fabián Sejanes, clasificado tercero, con Llavaneras Gribouille, del criador Gaspar Martínez Torres. El padrillo, que saltaba por primera vez estas exigencias, debutó hace sólo un año y medio, pues prestaba servicios en el haras.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.