Ginóbili, el MVP del torneo