Lionel Messi: "En una época decían que era de River, pero fui siempre de Newell's y lo sigo siendo"

Fuente: AFP
(0)
26 de octubre de 2019  • 20:23

Más allá de que se encuentra en plena vigencia, Lionel Messi empieza a ver su carrera futbolística más hacia atrás que para adelante. Con 32 años, entiende que ya no le queda tanto hilo en el carretel, al margen de que mantiene la pasión intacta por alimentar su monumental obra en el fútbol internacional.

Desde Barcelona, la Pulga revivió junto a Pablo González (TyC Sports) la primera nota extensa de su carrera y reflexionó sobre todo lo que pasó en estos 15 años de trayectoria. Entonces, en esas imágens de archivo se veía a un Messi con un corte de pelo adolescente al estilos stone y con el rictus de quien tiene muchas ilusiones en el horizonte.

"En ese momento no soñaba todo lo que viví después. Fue mucho más grande de lo que podía llegar a imaginar", confesó el rosarino, cuando escuchó a ese chico de 18 años recién cumplidos que venía de ser campeón del mundo con la Selección Sub 20 (2005), y que con un puñado de partidos en el club catalán hablaba de sus sueños como futbolista en Sin Cassette, en la plaza del Monumento a la Bandera de Rosario.

En esa misma línea, aseguró: "Me hubiese encantado ser campeón del mundo, pero creo que no cambiaría nada de lo otro que tuve en mi carrera por serlo. Esto es lo que me tocó, lo que Dios me dio. Por algo es". Además, habló de su preferencia doméstica y reafirmó su idea: "En una época decían que era de River, pero fui siempre de Newell's y lo sigo siendo".

Además, habló de sus preferencias domésticas a nivel clubes: "Dijeron que era de River por no festejar mucho el gol en el Mundial de Clubes y de Independiente por tener una foto con la camiseta, pero fui y sigo siendo de Newell's".

Cuando en la entrevista con TyC Sports, le preguntaron acerca de las diferencias entre los partidos más importantes de Europa y los de nuestro país y, entre risas, argumentó: "A nivel deportivo, los clásicos europeos y argentinos son lo mismo, pero en Argentina la gente está más loca". E imaginó el gran duelo futbolístico en su ciudad: "Jugar un clásico rosarino debe ser terrible. Me hubiese gustado jugar en el fútbol argentino en general. Iba a la cancha con mi viejo, ver eso era impresionante", dijo, y agregó: "En Argentina no ganar el clásico significa no poder salir de tu casa. Una locura".

El tratamiento médico de su infancia

Su reacción frente a los cambios de los partidos

Una anécdota con el Kun en 2005

Messi y su opinión sobre el VAR

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.