Ante la escasez de los operadores, los bulldozers se automatizan