Banghó se desprende de 400 empleados