Cambiar la cultura interna, el mayor desafío del nuevo jefe de Volkswagen