Colaboración con legisladores, semillas y bioeconomía: las definiciones del director del IICA

Los senadores Pinedo, De Angeli, Bullrich, el asesor del IICA, Jorge Werthein, y el director del IICA, Manuel Otero, en el Congreso
Los senadores Pinedo, De Angeli, Bullrich, el asesor del IICA, Jorge Werthein, y el director del IICA, Manuel Otero, en el Congreso Crédito: Twitter Federico Pinedo
Josefina Pagani
(0)
22 de noviembre de 2018  • 10:28

El argentino Manuel Otero, director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), se reunió en el Congreso con los senadores nacionales Federico Pinedo, Esteban Bullrich y Alfredo De Angeli, con el objetivo de firmar un convenio de cooperación parlamentaria con el Instituto.

En el marco de una visita a la Argentina, que comenzó la semana pasada y durará hasta el viernes, Otero explicó a LA NACION que fue Pinedo quien tuvo la iniciativa de crear este acuerdo, similar a los que el Instituto realiza en otros países del continente americano.

"Después de la cooperación viene el comercio. En el caso de la Argentina, el senador Pinedo tuvo la intención de hacer este acuerdo en el más alto nivel, con respaldo de la vicepresidenta Gabriela Michetti y de las máximas autoridades de ambas cámaras", explicó Otero.

"Este convenio establecería los cómos: el qué, que es la voluntad política, ya quedó muy claro. Ahora hay que establecer en un documento a qué nos comprometemos, por eso insisto sobre los cómos. De eso se trata este acuerdo legal que estaríamos empezando a darle forma en las próxima horas", recalcó el director.

Además, explicó que estará rubricado por las más altas autoridades argentinas "para propiciar una discusión y acción en torno a los temas de la agricultura argentina del futuro y su inserción internacional".

"Todavía no hay precisiones, pero vi una gran voluntad política de parte de los tres senadores para firmar este acuerdo a principios del año que viene", afirmó.

Otero comentó, además, que durante la reunión en el Congreso el senador Bullrich planteó temas de "su agenda" como la agricultura familiar, con especial hincapié en el sector lácteo. "Los problemas de la lechería argentina son los mismos problemas que tiene el continente americano. Es una actividad muy sacrificada y que muchas veces está en manos de pequeños productores. El senador Bullrich hizo mención de la necesidad de generar valor agregado, planteó el tema de queserías, de cooperativismo, de aplicar más y mejor tecnología para generar previsibilidad para proteger a esos pequeños productores. Fueron enunciados que luego habrá que darles forma a través de proyectos", dijo Otero.

Y agregó que el IICA es una red "sofisticada" que tiene mucho acceso a la información. "Nos ponemos a disposición de los legisladores para que tengan más seguridad a la hora de elaborar los marcos normativos", afirmó.

Ley de semillas

En relación al proyecto de ley de semillas, el director resaltó la importancia de la propiedad intelectual. "El IICA está totalmente a favor de las innovaciones tecnológicas. Sin eso no hay modernidad y no aumenta la productividad. Para que haya innovaciones tecnológicas tenemos que proteger a los que hacen las inversiones y ese resguardo se da a través de la propiedad intelectual, y cabe tanto para compañías extranjeras como para compañías nacionales. La Argentina no puede decaer en su crecimiento de producción: necesita tener las semillas de la más alta calidad genética", indicó. Y agregó: "No hay mucho más tiempo para perder".

Otero, de 66 años, es veterinario egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA) e inició su trayectoria en el IICA en 1988. Fue consejero agrícola en Washington y también ejerció el cargo de vicepresidente del INTA.

Uno de los ejes de su mandato, que comenzó a principios de enero de este año y durará hasta 2022, es el de estimular el comercio agroindustrial entre los 34 países miembros (todos los países del continente americano a excepción de Cuba). El organismo pertenece a la Organización de los Estados Americanos, con sede central en San José, Costa Rica.

El argentino Manuel Otero, director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA)
El argentino Manuel Otero, director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) Crédito: IICA

"El continente americano necesita tener una visión renovada de la agricultura", remarcó. "Yo adhiero al concepto de bioeconomía porque deja atrás esa visión lineal y reduccionista de la agricultura que genera solo commodities. Hay que pensar en una nueva agricultura donde nuestros campos generen energías renovables, productos para la industria, biofarmacéuticos, etc,: darle una dimensión y jerarquizar el sector", afirmó.

Además, hizo hincapié en que en la "heterogeneidad" del continente americano está la "gran oportunidad comercial intrabloque".

"El comercio que practicamos hacia adentro del continente es tan sólo del 16% del valor total que exportamos. Fuimos durante mucho tiempo el continente que menos comercializaba fronteras adentro, incluso por debajo de África. Sin desmerecer la importancia de otros mercados, creo que también tenemos que mirar hacia adentro: en la diferencia de productos que cada país produce está la fuerza del comercio", puntualizó.

En ese sentido, el 9 de octubre pasado, en el marco de la Semana de la Agricultura del Caribe en Barbados, el subsecretario de Ganadería, Rodrigo Troncoso, dio a conocer los números de las exportaciones, los atributos de la carne argentina, entre otros temas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.