Demanda retraída y precios en baja

El novillo se cotizó con una caida del 2,62 por ciento
(0)
24 de septiembre de 2005  

El apreciable aumento que experimentó la oferta y la actuación retraída de los distintos operadores de compra influyeron negativamente en la venta de la hacienda vacuna desarrollada esta semana en el Mercado de Liniers.

Con 34.292 cabezas ingresadas hasta el jueves -6601 más que en igual segmento anterior- prevaleció en los remates y en las transacciones particulares una actitud muy tranquila por parte de los frigoríficos, los abastecedores y los supermercados.

Representantes calificados de esos sectores dijeron a LA NACION que septiembre había comenzado mal en cuanto concierne a la venta minorista por cortes, tendencia que fue acentuándose de forma tal que se acumuló en cámaras un stock superior al habitual que obligaba, por el costo financiero, a intervenir con mesura y en escala limitada en los remates.

Los novillos en sus distintos pesos fueron quizás los más perjudicados por esa falta de competencia en las subastas, posición que reflejó cabalmente el precio promedio general, de $ 2,212, inferior en un 2,62% al anterior, de $ 2,272. Del cotejo de los niveles corrientes del miércoles con los de igual día de la semana última surge una diferencia de 8 a 10 centavos.

Los novillos mestizos especiales a buenos se negociaron el miércoles del siguiente modo: $ 2,20/2,26, con 401/420 kg; $ 2,19/2,25, con 421/440 kg; $ 2,17/2,24, con 441/460 kg; $ 2,14/2,23, con 461/480 kg, y $ 2,10/2,22, con más de 480 kg. El precio máximo fue $ 2,392 y se pagó por novillos de 412 kilos de Alborada SC, de Winifreda, vendidos el lunes por Brandemann Consignataria SA.

El Indice Novillo Liniers fue de $ 2,254, $ 2,220, $ 2,194 y $ 2,226 de lunes a jueves, respectivamente, en tanto que los 7187 novillos vendidos, de 454,09 kg de promedio, representaron el 21,08% de la oferta total.

Para ventas directas con certificado, se pasaban anteayer $ 4,30/4,35 por kilo de carne hasta los 500 kilos en pie, valor que descendía a $ 4,05/4,15 en los livianos y medianos de hasta 440 kg. Por novillos sin caravanas la cotización oscilaba de $ 3,80 a $ 3,90.

En la venta de la hacienda del tipo consumo liviano la demanda se estimó restringida y muy selectiva. Los lotes especiales, en particular de engorde a corral, suscitaron la mejor disposición compradora de los distintos operadores y sus precios marcaron una brecha notable con relación a los asignados al resto. Por terneros especiales a buenos se pagó el miércoles $ 2,45/2,62, y por regulares, $ 2,10 a 2,35; en novillitos, $ 2,21/2,46 y $ 2/2,20.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.