Las inundaciones en EE.UU. ponen en riesgo la siembra de maíz y potencian sus precios

El cereal se cotizó con mejoras del 1,3% en la Bolsa de Chicago; en el Matba hubo alzas de hasta el 1,8%
El cereal se cotizó con mejoras del 1,3% en la Bolsa de Chicago; en el Matba hubo alzas de hasta el 1,8% Fuente: Reuters
Dante Rofi
(0)
22 de marzo de 2019  

La siembra de maíz de la campaña 2019/2020 en los Estados Unidos debe comenzar en no más de tres semanas. Sin embargo, amplias zonas de Iowa y de Nebraska, estados que durante el ciclo 2018/2019 ocuparon el primer y tercer lugar del podio de aportantes a la cosecha estadounidense total, con 63,71 y 45,42 millones de toneladas, respectivamente, están bajo el agua del cauce descontrolado del río Missouri, que continúa siendo nutrido por los deshielos y por lluvias superiores a las necesarias.

Ante ese escenario, que se extendería hasta mayo, según los especialistas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (como se amplía por separado), el mercado de granos comenzó a descontarle hectáreas al maíz y ello sustentó ayer la suba de los precios del cereal en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones mayo y julio sumaron US$1,87 y 1,77 tras terminar la rueda con ajustes de 148,12 y de 151,76 dólares por tonelada.

En su Foro Anual de febrero, los técnicos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés) proyectaron un crecimiento del 3,2% de la intención de siembra de maíz para la nueva campaña, de 36,06 a 37,23 millones de hectáreas. Pero ahora los operadores creen que será imposible cumplir con ese objetivo y ponderan una superficie que difícilmente se eleve más allá de los 36,40 millones de hectáreas. Incluso para lograr cubrir esa superficie sería necesario que la actual crisis hídrica no se extendiera, como prevén los especialistas, hasta mayo.

El próximo viernes el USDA publicará su estimación oficial sobre perspectiva de siembras en EE.UU. y allí el mercado tendrá más elementos para el análisis sobre el área prevista para el maíz y sobre las chances de que la cifra que se proyecte para la soja pueda recibir hectáreas adicionales.

Otro factor que ayer influyó de manera alcista para el maíz fue el rumor de que Cofco, una de las empresas estatales chinas de compra de granos, adquirió cereal estadounidense. No obstante, no hubo confirmación oficial ni cálculo de volumen. Datos que los operadores esperan conocer hoy.

Por último, cabe tener en cuenta que los grandes fondos de inversión tienen una importante posición vendida en el mercado de maíz de Chicago, por lo que noticias como las inundaciones o compras chinas podrían "invitar" a los especuladores a rever sus "apuestas" y orientarlas hacia el lado alcista.

En cuanto al mercado local, la jornada en la plaza de maíz fue muy activa en el ámbito de la Bolsa de Comercio de Rosario. Los exportadores ofrecieron en forma abierta hasta 5650 pesos por tonelada del cereal para las entregas inmediatas, $50 más que anteayer. Por la mercadería para las descargas entre abril y mayo los interesados propusieron 140 dólares, 2 más que en la jornada precedente.

"Otra vez el maíz se quedó con el protagonismo de la rueda, por el mayor grado de acuerdos que se alcanzaron entre las partes", dijo a LA NACION un operador, que calculó el volumen de maíz comercializado (disponible y entregas diferidas) en "una base de 200.000 toneladas", por encima de las cerca de 100.000 comercializadas el miércoles.

Para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea las ofertas de los exportadores se mantuvieron estables, en 148 y en 145 dólares por tonelada, respectivamente.

Las pizarras del Mercado a Término de Buenos Aires copiaron la tendencia externa y reflejaron alzas de US$2 y de 2,40 sobre los contratos abril y julio, cuyos ajustes resultaron de 140 y de 135 dólares.

Respecto de la soja, se cotizó a $9300 para Rosario, con un alza de $100, en tanto que no hubo ofertas abiertas por el trigo disponible, frente a los US$170 de anteayer.

Hasta mayo se extendería la crisis hídrica

WASHINGTON (Reuters).- Las grandes inundaciones en Nebraska y en Iowa persistirán en la región hasta mayo y serán más graves en las próximas semanas, a medida que la nieve se derrita y el agua continúe fluyendo río abajo, dijeron ayer funcionarios de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos. "Esto se perfila como una temporada de inundaciones potencialmente sin precedentes", dijo a la prensa Ed Clark, director del organismo en Alabama.

Por su parte, David Roth, meteorólogo del Centro de Predicciones del Clima del Servicio Meteorológico Nacional, aseguró que la crisis de las inundaciones "no ha terminado" y advirtió que el río Missouri verá en la próxima semana varios picos de crecidas. Las inundaciones cubren una gran franja de Nebraska, Iowa y Missouri, a lo largo de uno de los ríos más largos de América del Norte. Ya se ha declarado el estado de emergencia en la totalidad o en regiones de los tres Estados agrícolas del medio oeste.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.