Los granos, entre el cese local y las bajas externas

Fuente: Archivo - Crédito: Shutterstock
Dante Rofi
(0)
29 de febrero de 2020  • 01:01

La reapertura parcial del registro de declaraciones juradas de ventas externas no logró disipar ayer la incertidumbre en el mercado local, dado que, para soja, trigo, maíz y para todos los subproductos derivados de estos granos la veda para registrar volúmenes se prolongó de manera indefinida.

"No cambió nada. La posibilidad de una suba de retenciones sigue vigente y, en ese contexto, las ofertas de los compradores parten de números muy bajos, que alejan a los vendedores. Lo poco que se hace es fijar valor a mercadería que fue negociada 'a fijar' antes del cese actual y tampoco ahí hay volumen", explicó a LA NACION un operador.

Por soja con entrega hasta el 15 de marzo ayer la oferta abierta de las fábricas fue de US$215 por tonelada, que, según el volumen, se podía estirar hasta US$220/222. Mientras que por el grano para las descargas durante todo el mes próximo la propuesta fue de 210 dólares y para abril/mayo, 205 dólares.

Si bien todos los valores "acercados" por los compradores quedaron lejos de las expectativas de los vendedores, los US$205 propuestos por la soja de la nueva cosecha, cuyo inicio es inminente, fue el que más preocupó a los productores, dado que cuando se proyectó la campaña, entre septiembre y octubre, el valor ponderado para los presupuestos financieros rondaba los US$240.

En el Matba Rofex, la posición mayo de la soja cerró sin cambios ayer, en US$218,50 por tonelada, pero un 2,67% abajo de los 224,50 dólares vigentes el viernes anterior.

En la Bolsa de Chicago, donde durante las dos ruedas precedentes el valor de la soja tuvo como principal factor de sostén el posible aumento de los derechos de exportación para la oleaginosa en la Argentina -implicaría una menor competencia en el mercado de exportación para el grano estadounidense-, ayer las posiciones marzo y mayo resignaron US$1,01 y 0,83, tras cerrar con ajustes de 324,63 y de 328,03 dólares por tonelada.

La persistente falta de compras chinas de soja estadounidense y el temor sobre las implicancias de la crisis sanitaria por el coronavirus en la economía global fueron los factores que volvieron a poner a la oleaginosa en la senda bajista.

En cuanto al maíz argentino, si bien la oferta abierta de los exportadores por el grano con entrega inmediata sobre el Gran Rosario fue de 125 dólares (5 menos que anteayer), la mayoría de los compradores mantuvo latente la "disponibilidad" a pagar 130 dólares.

Por el maíz de la nueva cosecha las propuestas oscilaron de 125 a 135 dólares, según el volumen comprometido. En el Matba Rofex la posición abril subió ayer US$1,30, al cerrar con un ajuste de US$137,50, pero la semana la terminó con una pérdida del 1,86% frente a los US$140,10 del viernes anterior.

En Chicago, las posiciones marzo y mayo del maíz bajaron durante la semana un 2,79 y un 3,28%, al cerrar ayer en US$144,28 y en 144,97.

Por: Dante Rofi
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.