No habrá rebaja para el precio del gasoil

Seguirá siendo un insumo caro
Seguirá siendo un insumo caro
(0)
22 de junio de 2002  

El precio del gasoil seguirá siendo un dolor de cabeza para el agro durante un buen tiempo. La reunión que mantuvieron el miércoles último en la Jefatura de Gabinete dirigentes de la Sociedad Rural Argentina, Confederaciones Rurales Argentinas, Coninagro y la Federación Agraria Argentina (FAA) con directivos de Repsol YPF, Shell y Esso dio como resultado que no habrá una rebaja en los valores del combustible en el corto plazo.

Los petroleros argumentaron que no tienen margen para bajar los precios y dijeron que en la Argentina aún se paga un precio bajo, a valor dólar, en relación con el resto del Mercosur. Este criterio puede cambiar con la devaluación que impuso Uruguay a su moneda.

Los ruralistas exigieron que las petroleras y refinadoras exhiban sus costos. Pero los petroleros prefirieron apuntar sus quejas al Estado por la elevada presión impositiva que ejerce sobre el valor del combustible. Según sus cálculos asciende a 45 centavos por litro. Sobre este último punto hubo coincidencias, aunque la dirigencia agropecuaria reclamó al Gobierno que fije reglas de juego con claros límites a la actividad oligopólica.

"El esfuerzo fue estéril", señaló un comunicado de Coninagro. "La actual administración no puede eludir la responsabilidad de decidir. La grave situación creada por el desabastecimiento y el precio del gasoil como insumo fundamental de la producción agropecuaria, frente a la disparidad de opinión, no deja alternativa al diálogo entre el sector y las petroleras", añadió el informe.

Desbalance

Un informe de CRA explica por qué el agro se quedó sin gasoil en los últimos meses. En el primer trimestre de este año las exportaciones de este combustible crecieron un 80 por ciento, mientras que las importaciones cayeron un 97% respecto de 2000. "La producción de petróleo se mantuvo estable en los últimos cinco años con una leve tendencia a una caída", añade el trabajo. En otras palabras, tras la devaluación del peso las petroleras prefirieron vender en el exterior que abastecer el mercado interno.

Las empresas de hidrocarburos creen que no se repetirán los problemas de abastecimiento luego del acuerdo que firmaron con el Gobierno para establecer un límite a las exportaciones. Pero el compromiso no parece firme.

En tanto, el secretario de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagpya), Rafael Delpech, no tuvo éxito en una gestión por procurar un valor más bajo para el gasoil. Productores y contratistas ya pusieron al combustible en la columna de los insumos caros y escasos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.