Una amenaza que continúa

Mientras aumentan las cifras de producción y consumo de pollo, la gripe sigue avanzando en Europa, lo que abre una oportunidad para las aves argentinas
Mientras aumentan las cifras de producción y consumo de pollo, la gripe sigue avanzando en Europa, lo que abre una oportunidad para las aves argentinas
(0)
24 de septiembre de 2005  

BRUSELAS.- En poco tiempo todo cambió en el sector avícola europeo. Por un lado, las cifras alentadoras de aumento de producción y consumo y por el otro, la gripe aviar. Sí que viene contrariada la carne de pollo por Europa.

Hace unos meses, la Comisión Europea difundía un informe sobre las perspectivas de los mercados agrícolas en general y en particular destacaba que el aumento del consumo de carne aviar se incrementaría de 23 kg por habitante a 24,5, y que la producción neta en este sector, que hacia 2002 era de 11 millones de toneladas, se incrementaría en 800.000 hacia 2012, por supuesto que gracias al ingreso de los nuevos países del Este.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, según sus siglas en inglés) también decía por 2004 que, para este año, la producción de pollo en la UE podría aumentar hasta los 7 millones de toneladas y las razones de tal incremento serían la mejora en los costos de la alimentación de los animales y la recuperación de la población aviar en los países que se vieron afectados por la gripe aviar en 2003, particularmente en Holanda.

Pero por estos días las buenas noticias no son las que abundan en este sector y algunos pensaban que la gripe aviar reingresaría en Europa. Por 2003 se registraban unos 89 casos en los Países Bajos. Hoy, ya está en Rusia, donde se han sacrificado alrededor de 10 mil aves y está bajo análisis un posible caso humano.

Las pérdidas calculadas para los países afectados oscilan entre los 8 y 12 millones de euros.

Un reciente estudio publicado por The Journal of Infectious Diseases, que analizó muestras se sangre de trabajadores de explotaciones afectadas por gripe aviar, demostró que al menos una de las cepas menos virulentas de la enfermedad tienen la capacidad de infectar al hombre en contacto con los animales.

Prevención

Las medidas preventivas ya superan el sacrificio de animales. En el sudeste de Asia, fueron eliminados 125 millones de pollos, patos y pavos por prevención y ya han muerto 61 personas. La Comisión ha decidido interdictar la importación de carne, aves, huesos y plumas provenientes de Rusia y en este último país ya se ha informado que, como medida profiláctica, la campaña de vacunación contra la gripe normal comenzará dos meses antes, a fin de evitar que los virus se superpongan y muten.

Hoy, el miedo es la posibilidad de una próxima pandemia causada por el virus H5N1. Esta semana, la Comisión Europea informó que contribuirá con la suma de 884 mil euros para ayudar a los programas individuales de vigilancia de la gripe aviar, que incluyen test en aves domésticas y salvajes en cada Estado miembro.

La "gripe del pollo" apareció en Hong Kong en 1997 y resurgió en ese mismo país en 2003. Desde julio de este año, la gripe fue del sudeste asiático a China y después a Rusia. En pocas semanas, recorrió más de 2000 kilómetros.

Con el comienzo del otoño en Europa, se producirá la migración de miles de aves desde Siberia hasta el Atlántico. Pero hay esperanzas. Varias vacunas contra el virus y la posible pandemia se están desarrollando en Estados Unidos, Holanda, Bélgica, Francia y España.

Es precisamente el Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos el que, ante el temor de contagio entre humanos, se está preparando para el momento de probar la vacuna, si es que el virus se humaniza.

Hoy, los 16 subtipos en los que ha mutado el virus hacen que los resultados aún no sean concretos. Sin embargo, aunque la vacuna está en desarrollo, el Instituto cuenta con 2 millones de dosis en caso de emergencia, aunque alcanzarían para proteger a 450 mil personas.

En el nivel mundial, la capacidad de producción de vacunas antigripales es de 300 millones de dosis.

Europa también está tomando medidas preventivas y aumentando sus bancos de dosis para paliar cualquier posible transmisión en humanos. Mientras, varios comparan la situación que provocaría la humanización del virus con la crisis del año 30.

Si bien no hay que aprovecharse de la desgracia ajena, la oportunidad está a la vista. Junto con Brasil, nuestro país es uno de los pocos en el nivel mundial declarados libres de gripe aviar y, por lo tanto, tiene grandes posibilidades de incrementar sus exportaciones.

Por ejemplo, Europa vende al año 1 millón de toneladas al mundo; si la influenza aviar se extiende en el continente, los compradores buscarán otros países.

Pero para mantener este estatus los expertos dicen que hay que trabajar permanentemente en la prevención, tanto en el nivel de la sanidad animal como humana. En pocos meses, fueron 2000 kilómetros recorridos por el virus, pero la carrera continúa.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.