Comienzan a instalar medidores que les permitirán a los hogares vender luz