Se aceleró la salida de capitales

Por la dolarización, por cada divisa que entró por la cuenta comercial salieron 1,70 por el canal financiero
(0)
5 de agosto de 2011  

Por cada dólar que ganó en su cuenta comercial, el país perdió en el primer semestre del año 1,70: de este deficitario intercambio resultó que, en la primera mitad del año, dejaron el circuito económico otros 9800 millones de dólares, según reveló ayer el Banco Central (BCRA), al divulgar el balance cambiario con información actualizada al segundo trimestre.

El dato confirma lo que se venía advirtiendo: el proceso de dolarización de ahorros y recursos, que resta potencial a la economía pero ayuda a atenuar la inercia inflacionaria, se aceleró fuerte en los últimos meses: superó los 6100 millones en el 2° trimestre del año, con lo que aumentó un 66% respecto del trimestre anterior (cuando se habían ido US$ 3676 millones), y más que duplicó la fuga verificada en igual período de 2010. Adicionalmente: no era tan elevado para esta parte del año desde 2008, cuando reflejó el grado de preocupación con el que los agentes económicos siguieron la pelea entre el Gobierno y el campo.

Para este semestre, también se trata de cifras sólo comparables a las registradas en las primeras mitades de 2008 y 2009. En esos años, el temor por los efectos que podría tener la crisis mundial sobre la economía local no sólo inquietó a los ciudadanos, sino que hasta convenció al Gobierno de adelantar el llamado a elecciones parlamentarias.

Entre los economistas no hubo sorpresas. Desde hace tiempo vienen alertando acerca de la "formación de activos externos", el tecnicismo con que el BCRA define el paso a dólares del sector privado local no financiero, venía en franco ascenso. En el mercado se estimaba una fuga promedio de US$ 2000 millones/mes, cifra que los datos oficiales debieron confirmar.

Razones del fenómeno

Ellos coinciden en que hay un combo de razones que dieron renovado impulso a la dolarización. "Está claro que algo habrá que hacer para que el peso recupere algún atractivo como reserva de valor; de lo contrario, esto se va a profundizar", advirtió Daniel Marx, de Quantum Finanzas.

Para Nicolás Bridger, de la consultora Prefinex, la corrida local hacia el dólar se explica así: "Viene en franco aumento la incertidumbre externa y la local asociada al devenir del proceso electoral: ante la cercanía de las elecciones tanto las familias como las empresas prefieren adoptar una actitud defensiva respecto de sus ahorros o inversiones a la espera de que se clarifiquen los ejes de política económica del próximo gobierno".

Su colega Gabriel Caamaño Gómez, del Estudio Ledesma y Asociados, coincide y recuerda que, ante esta percepción, "el dólar es el seguro por excelencia para el ahorrista local no sofisticado".

Sin embargo, arriesga otras hipótesis. "El agente económico local va comprendiendo que el esquema actual no es sostenible y que, como mínimo, habrá que introducirle ajustes. A esto se agrega que el atraso cambiario se profundiza, dada la diferencia significativa entre la tasa de inflación local y la de Estados Unidos, y la variación mensual en el precio nominal del dólar en la plaza local. En castellano simple: el dólar está cada vez más barato. Y si uno tiene la expectativa de que parte de ese atraso se revierta en algún momento, se ve tentado a comprar".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?