Dólar, Lebac, acciones o ladrillos: en qué invertir en momentos de alta volatilidad