El BCRA prevé una inflación del 6,9%

En su informe trimestral, Prat-Gay elevó del 6 al 8% la tasa de crecimiento del PBI
Javier Blanco
(0)
22 de abril de 2004  

El Banco Central (BCRA) espera que la inflación se acelere en los próximos meses como parte de un "proceso de normalización de la economía", aunque sin superar nunca el "piso" de la banda de variación de entre el 7 y el 11% proyectada para este año, al punto que estima que la variación del índice de precios al consumidor será finalmente del 6,9% anual.

La entidad también revisó la proyección que maneja sobre el crecimiento de la economía, la que elevó del 6 al 8% en el año, pese a que espera que el ritmo de incremento del nivel de actividad se desacelere en el último trimestre del año, para cuando aguarda un aumento interanual real del 5,5 por ciento.

La estimación es superior en algo más de medio punto a las expectativas sobre el crecimiento que el propio BCRA releva semanalmente entre unos 50 economistas y consultores privados, que en la medición del último jueves era del 7,4 por ciento.

Pero también contrasta con el 5,5% de crecimiento anual que mantiene como pronóstico el ministro de Economía, Roberto Lavagna, un número que ayer fue avalado por el informe sobre el "Panorama económico mundial" del FMI, difundido ayer en Washington.

Para el presidente del BCRA, Alfonso Prat-Gay, "es una cuestión estadística: por el crecimiento de 2003 ya hay para este año un piso de suba en el PBI del 4%. Si se agrega el alza del 10% de los primeros meses hay que sumar otros dos puntos al anualizado, con lo que se llega al 6,5%. Si a ellos les da 5,5% es porque tal vez estén pensando en una recesión de acá en más", agregó con un dejo de ironía, antes de recordar que no es la primera vez que los números que proyectan desde el BCRA y el FMI difieren.

Crecer todo lo posible

Prat-Gay, que presentó el informe a la prensa en el Salón Bosch del BCRA, dijo que lo mejor que le puede pasar a la Argentina es "crecer lo más rápido y fuerte posible, y con inflación bajo control", porque eso permitirá combatir los altos índices de pobreza e indigencia, que se agravaron con la última crisis.

Al respecto, calculó que por cada punto de crecimiento real de la economía por encima de lo proyectado, "280.000 personas dejan de ser pobres", y agregó que por cada punto menos que anota la inflación ese beneficio llega a "150.000 personas más", aunque luego se pronunció en favor de un "cálculo más federal de la inflación", ya que la actual medición se concentra en lo que sucede en la zona metropolitana.

Como novedad, por primera vez no se animó a arriesgar datos sobre la brecha de producto que tiene la economía, es decir, la diferencia entre todo lo que se podría producir y lo que se produce efectivamente. Pero se animó a decir que "aún hay margen para crecer", aunque reconoció la existencia de "cuellos de botella, porque "el crecimiento que muestra la inversión está expandiendo la frontera de producción, algo que pocos miran", sentenció.

Otras definiciones

El Informe de Inflación dice que:

  • Si se excluyen los aumentos de precios "de una sola vez", la inflación acumulada en el primer trimestre fue del 0,8%, contra el 1,1% que arrojó el período.
  • Pero advierte que aún subsisten potenciales reacomodamientos de precios relativos, y admite que espera una recomposición en los márgenes del comercio minorista "porque la economía crece por el consumo".
  • Por eso señala que la tasa anualizada de inflación crecerá del 2,3 al 5,5% al finalizar el segundo trimestre.
  • En cuanto a la marcha del ciclo económico, adelanta una desaceleración en el crecimiento, porque la economía se acerca a la plena utilización de sus factores de producción.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.