El Gobierno confía en que la cámara de Apelaciones de Nueva York ratificará la orden de Griesa

En el equipo económico creen que se confirmará el fallo para salir del default; se posterga una semana el road show para captar fondos
Martín Kanenguiser
(0)
29 de marzo de 2016  • 14:20

El Gobierno confía en que la cámara de Apelaciones confirmará la orden del juez Thomas Griesa que permitirá levantar las medidas cautelares que le impiden a la Argentina salir del default y postergó una semana el road show en el que buscará captar los fondos para pagarle a los holdouts.

Fuentes oficiales expresaron a LA NACION su confianza en que el tribunal de segunda instancia ratifique la medida de Griesa, a partir de la seguridad de que el Senado convertirá esta semana en ley el proyecto que permitirá el pago a los holdouts.

Griesa había fijado como condición para levantar las restricciones bajo dos condiciones: que se le pague a todos los holdouts que llegaron a un acuerdo con el país hasta el 29 de febrero y que se apruebe el proyecto que deroga las leyes cerrojo y de pago soberano, además de avalar la oferta a los holdouts

Aunque estaba previsto que la semana que viene comenzara la gira por el exterior para seducir inversores con el objetivo de reunir los US$ 12.500 millones para pagarles a estos bonistas, la fecha se postergó una semana, hasta el 11, según fuentes oficiales.

Esto se debe a que la cámara de Apelaciones fijó recién para el 13 de abril la audiencia en la que escuchará el argumento de ambas partes, un día antes de la fecha de pago acordada entre el Gobierno y los fondos buitre.

De todos modos, hoy la energía del Ministerio de Hacienda y Finanzas está colocada en la votación de mañana en el Senado, en la que se terminaría de aprobar el proyecto que permitirá el pago a los holdouts. LA NACION informó hoy que el voto afirmativo estaría asegurado por amplia mayoría.

Una vez que termine el trámite parlamentario, se ajustarán los detalles para la gira que liderarán, en un grupo, el secretario de Finanzas, Luis Caputo -con el asesor especial Vladimir Werning-, y en el otro el viceministro Pedro Lacoste y el subsecretario de Financiamiento, Santiago Bausili. Los bancos que participarán de la colocación acompañarán a los funcionarios por Europa y EE.UU.

La secuencia, según explicaron las fuentes oficiales, es que primero la cámara de apelaciones falle, después se le pagará a los holdouts, el juez Griesa certificará esa transferencia y luego levantará las cautelares. Si la cámara falla a favor del Gobierno, pero los buitres apelan ante la Corte Suprema -a menos que Griesa mantenga las cautelares hasta que el máximo tribunal decida si toma el caso o no-, el acuerdo seguirá avanzando.

La otra posibilidad es que los fondos buitre quieran abandonar el acuerdo porque se posterga la fecha de pago, algo que en la cartera que conduce Alfonso Prat-Gay descartaron, así como también la posibilidad de renegociar los términos del convenio, como deslizaron los holdouts desde EE.UU.

Sobre la postura que adoptará el tribunal de segunda instancia, Marco Schnabl, socio del estudio Skadden, dijo desde Nueva York: "No sé si van a emitir el fallo en 24 horas, pero no me queda duda de que van a confirmar lo que emitió Griesa".

El abogado señaló que difícilmente la corte de Apelaciones cambie el criterio del magistrado. "No lo creo, no se van a meter a destruir este arreglo, particularmente con los argumentos que hacen los que quedan; es decir: hasta que me paguen lo que yo quiero no se puede levantar la cautelar, porque que demuestra que nunca se puede arreglar", expresó.

En el mismo sentido opinó Marcelo Etchebarne, socio del estudio Cabanellas, al afirmar que "sería muy raro que la cámara no confirme el fallo del Juez Griesa". Etchebarne sostuvo que "es probable imaginar que los holdouts estarán más tranquilos ahora que el Congreso confirme la aprobación".

En tanto, Bernardo Iriberri, socio del estudio RCTZZ, también consideró que "la Cámara va a confirmar la orden de Griesa, aunque hay que ver si agregarán o no el paso procesal adicional que NML pidió subsidiariamente en su apelación, algo que alargaría la definición".

El fondo buitre liderado por Paul Singer solicitó o que la cámara revoque la orden de Griesa o que las cautelares no caduquen automáticamente, sino que se agregue un paso procesal más en el que los demandantes expongan su posición luego de que Argentina certifique el cumplimiento de las condiciones y haya una resolución expresa de Griesa que diga que, efectivamente, las condiciones están cumplidas y que las cautelares quedan levantadas.

Según Iriberri, "el problema con ese mecanismo es que obviamente llevaría unos cuantos días, más allá del 14 de abril, por lo que espero que la Cámara advierta eso y directamente confirme la orden de Griesa, así como está".

En tanto, el único abogado que optó por no opinar en torno del fallo de la cámara fue Horacio Liendo. "Es muy dificil saber qué hará la cámara", expresó.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.