El Gobierno dice que no hay fuga de empresas

Reacción: distintos funcionarios dijeron que no advierten que se dé ese fenómeno; se prevé la posibilidad de que el real vuelva a devaluarse.
(0)
23 de marzo de 2000  

El canciller Adalberto Rodríguez Giavarini confirmó ayer la información publicada por La Nación respecto de que no había existido un éxodo de empresas a Brasil.

"En un importante matutino se aclara cuál es la verdadera dimensión de eso: que no se están yendo empresas, que las que lo hicieron lo habían decidido antes, así como hubo empresas brasileñas que se radicaron en la Argentina."

El funcionario respaldó en el Congreso la vigencia del Mercosur y dijo que el Gobierno estaba efectuando una "refundación" de las relaciones comerciales con Brasil.

Giavarini se reunió ayer con integrantes de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado y rechazó las críticas emanadas de distintos sectores políticos por las asimetrías que genera esta unión comercial. "De un lado y del otro se pueden escuchar muchas declaraciones, pero son significativas aquellas voces habilitadas en la negociación internacional. Los demás son librepensadores", dijo.

Giavarini contestó con un rotundo "no voy a hacer ningún comentario" cuando se le preguntó sobre la intervención de Terragno, que dijo que eran necesarias compensaciones por parte de Brasil. En todo momento el funcionario intentó transmitir señales de tranquilidad sobre el futuro de Brasil. Aseguró que la Argentina no tenía "temor" a una devaluación de la moneda brasileña porque "la economía de ese país está evolucionando", aunque aclaró que el Gobierno estaba tomando "las previsiones del caso". El vicepresidente Carlos Alvarez confirmó ayer que se están tomando las previsiones necesarias, y llamó a "no avivar los temores de devaluación".

Un vocero de la Casa Rosada dijo ayer que "el Gobierno siempre desmintió lo de la fuga de empresas". Según el vocero, el Gobierno afirmó siempre que hay "muchos rumores y nada concreto" sobre el famoso éxodo de empresas hacia el socio mayor del Mercosur.

Desde la Unión Industrial Argentina no hubo respuesta a la polémica por la supuesta fuga de empresas hacia Brasil.

Uno de los directivos de la entidad dijo que "si me preguntan si yo me voy a Brasil, les digo que no, porque las empresas que se van allá facturan en reales. Y creo que el real va a volver a devaluarse hacia fines de año y van a tener una gran inflación. Brasil no tiene política monetaria, y creo que si se devalúa más el real lo van a dejar ir".

Por otro lado, el directivo dijo que "la lista existe, pero yo no la manejé. Las empresas que se fueron son las metalúrgicas y algunas plásticas, atraídas por el mercado automotor brasileño. Yo creo en el Mercosur, pero no este Mercosur en el que Brasil ofrece beneficios fiscales, salariales y monetarios".

Dijo que hubo algunas empresas que se quejaron por su aparición en la lista y expresó que "si usted me dice que al diario también llamaron para pedir explicaciones, yo tengo que creerle".

El secretario de Programación Económica Regional, Miguel Bein, dijo ayer que "si la lista de las empresas que supuestamente se fueron a Brasil preparada por algunos sectores es trucha, alguien va a tener que dar explicaciones muy serias a la opinión pública".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.