Inteligencia artificial: la tecnología del futuro que ya existe y revoluciona al mundo del trabajo

Fuente: LA NACION
La segunda edición del evento organizado por la nacion, que se llevó a cabo en el Malba, mostró lo que viene en la materia, pero también, y principalmente, todo lo que está en marcha
Lucila Lopardo
(0)
22 de diciembre de 2019  

Incrementar la certeza de un diagnóstico médico. Acceder a traductores lingüísticos que ejecutan su tarea en tiempo real. O, en el campo, usar la tecnología para, a partir de la información, gestionar de manera más eficiente los recursos naturales. Estos son solo algunos ejemplos de cómo la inteligencia artificial trabaja para eficientizar y potenciar la manera en que los humanos viven, producen y trabajan.

Este fue el foco de la segunda edición del evento organizado por La Nacion y realizado el pasado 11 de diciembre en el auditorio del Malba. Allí, los especialistas en esta tecnología que trabajan tanto en startups como en grandes empresas locales e internacionales explicaron cómo la implementan y qué impacto tiene en su negocio y, sobre todo, en la sociedad.

Tras la presentación de José Del Rio, secretario general de Redacción del diario, el primer expositor de la mañana, Carlos Forlenza, explicó cómo esta tecnología ya revoluciona los servicios de transporte. Forlenza es director de Digitalización de Deutsche Bahn, la firma alemana de transporte, y trabaja como asesor de Metrovías en la licitación para la digitalización del Subte de la Ciudad de Buenos Aires.

En su presentación, el especialista presentó a Semmi, el robot que ya operan en la estación Central de Berlín. Semmi es una especie de busto digital creado por la empresa alemana para mejorar la calidad y la velocidad del servicio de información. Forlenza explicó que uno de los puntos cruciales del servicio está en la información. "En las estaciones tenemos largas colas de espera para dar información y buscamos alternativas", sostuvo. De esta manera, Semmi brinda información más simple y está disponible las 24 horas del día los siete días de la semana, mientras que los colaboradores pueden abocarse a brindar información y resolver problemas de mayor complejidad.

Forlenza también mostró el organigrama de Deutsche Bahn y destacó que se trata de una compañía de más de 300.000 empleados en los que entre 3000 y 4000 están abocados al trabajo digital y los proyectos de innovación y exploración. "Invertimos en el desarrollo, pero también en la exploración. Trabajamos muchísimo con la academia y con instituciones de investigación estatales", resaltó el experto.

Sobre el uso e impacto de Semmi, Forlenza explicó que mientras que el 40% de los usuarios se acercó al robot por curiosidad, hubo más de un 35% que lo hizo para obtener información y datos turísticos. El especialista también explicó que cotejaron su innovación con un robot que ya trabaja en Japón: Pepper. Se trata de un robot con una imagen tierna, más infantil, mientras que Semmi es realmente una cara con facciones más humanas. La firma comparó los resultados de Pepper con los de Semmi en sus dos versiones, una con su cara más azul y otra en color piel, y fue la última la que obtuvo el mejor rendimiento.

1 Derec ho, management y empleo

Tras la presentación de Semmi, Del Rio moderó un panel conformado por Micaela Mantegna, abogada especialista en videojuegos e inteligencia artificial y fundadora de Geekylegal, iniciativa de divulgación sobre tecnología y propiedad intelectual a través de la cultura pop; Santiago Vallés, director del Departamento de Informática del ITBA, y Marcos Pueyrredón, Global VP Hispanic Markets VTEX y presidente del eCommerce Institute.

Durante el panel, Vallés habló de la importancia de erradicar el preconcepto que establece que para dedicarse a la tecnología hay que ser un genio. "Actualmente, el mercado presenta una mayor demanda que oferta de especialistas. Ya cuesta que se dediquen a la ciencia y tecnología, imagínense cuando les decimos que vengan. Por eso hacemos hincapié en que no es necesario ser genios. Hay genialidad en esto, pero no hay genios", dijo, y explicó que, si de por sí ya había una demanda alta de especialistas en tecnología antes de que la inteligencia artificial se ponga en boga, esta necesidad se va a ir incrementando cada vez más.

Mantegna se define a sí misma como Abogamer y trabaja para divulgar y concientizar sobre la ética en el uso de la inteligencia artificial. La letrada dijo que la regulación suele estar "muy detrás" de la aplicación de estos avances tecnológicos. Desde su visión, el problema central recae en cómo reconvertir la masa laboral para evitar una "polarización del empleo". "En el día de mañana, la inteligencia artificial puede reemplazar a una persona que trabaja, pero, por otro lado, también puede haber una persona que tiene a una máquina trabajando a su favor las 24 horas", ejemplificó.

Además de hablar de los marcos laborales, Mantegna también hizo hincapié en la protección de datos. "La remoción ante un eventual efecto perjudicial no es la solución, porque afecta las muestras de información. Hay que trabajar en los derechos de consumo, la propiedad intelectual y los datos personales", sostuvo.

Para Pueyrredón, la inteligencia artificial va a llegar para que las personas no tengan que realizar trabajos que no generan valor. "Si no hay trabajos eficientes, se van a tener que reconvertir. Esto ya sucedió en la Revolución Industrial con los artesanos que se hicieron obreros, pero ahora lo que sucedió en cinco generaciones va a suceder en una", sostuvo.

Sin embargo, el especialista en e-commerce llamó a "erradicar el mito" y dijo que la inteligencia artificial es "un paraguas que abarca muchas cosas". Resumió: "Es lo que nos permite hacer el delivery de lo que queremos, el dar una experiencia positiva. La inteligencia artificial nos da el poder de personalizar y de resolver el flujo end to end, al momento de satisfacer la demanda de cualquier consumidor", resumió.

2 De la NFL a la Fórmula Uno

Marcos Grilanda es el líder de ventas para Amazon Web Services (AWS) de MCO, región que comprende todos los países de América Latina con la excepción de Brasil y México. En una presentación especial para la segunda edición del encuentro "Inteligencia Artificial", el especialista mostró cómo Amazon aplica esta tecnología en todo tipo de empresas de servicios y hasta en competencias como la NFL o la Fórmula 1.

Grilanda dijo que en el mundo ya existen 300.000 profesionales abocados a esta tecnología y que, lejos de erradicar el empleo en los próximos años demandará unos 58 millones de puestos de trabajo. Amazon Web Services trabaja con inteligencia artificial hace ya 20 años y hoy lo hace con las plataformas más importantes a nivel global para mejorar su experiencia.

Por ejemplo, con Aribnb, la aplicación de alquileres temporarios, trabajaron para mejorar las sugerencias. "Ellos entienden, cuando buscas un alojamiento de dos habitaciones y un baño y te interesa determinada foto, qué otras opciones te pueden interesar y te las sugieren", explicó.

Otro de los casos que comentó en su presentación fue el de la plataforma Expedia. La firma entrenó a un algoritmo haciéndolo comparar 100.000 imágenes para que pueda administrar más de 18 millones de fotos en 300.000 hoteles. Gracias a esto, y a partir de los criterios de búsqueda del cliente, la web arma de manera rápida un ranking de alojamientos a partir de los gustos y preferencias del cliente.

Dos de los últimos casos que mostró Grilanda fueron los de la liga de fútbol americano, NFL y el de la Fórmula 1. En el primer caso, gracias a sensores colocados en la ropa de los jugadores y diseminados por todo el estadio, la empresa puede recolectar datos y, a partir de ellos, establecer "predicciones de probabilidad de jugada".

En la Fórmula 1 también trabajan con sensores. En total, la firma dispuso 120 en algunos autos para monitorear el tiempo, la velocidad, la posición del auto, el estado del caucho de las cubiertas y así predecir, en tiempo real, las probabilidades que tiene o no un vehículo de pasar a otro durante la carrera.

3 La IA aplic ada al negocio

En la Argentina ya son muchas las empresas que aplican la inteligencia artificial para mejorar sus procesos internos y la experiencia del cliente. Para Guibert Englebienne, cofundador y CTO de Globant, las compañías tienen que "ser tecnología". Para esto, hace tres años, la empresa capacitó al 100% de sus empleados en todo el mundo para que entiendan lo que es la inteligencia artificial y para qué sirve.

"Desde el que te abre la puerta hasta el más senior de la compañía. Porque eso te permite entender que lo que vos hacés, tal vez no tendrías que estar haciéndolo vos, sino la inteligencia artificial", explicó Englebienne, y contó que, a nivel interno, utilizan la tecnología para mejorar la cultura y "digitalizar emociones". Por ejemplo, cuando una persona hace algo bien o se la quiere reconocer, se le da una "estrellita virtual", generando así feedback constante.

"Si queremos organizaciones vibrantes, en las que cada uno dé lo mejor de sí mismo, necesitamos generar mecanismos para amplificar nuestra humanidad y conocernos mucho mejor", apuntó.

Alejandro Salevsky, gerente de Big Data Analytics de Telefónica Movistar Argentina, explicó que la compañía comenzó hace "algunos años" a trabajar para armar una tecnología de información y de inteligencia artificial para poder explotar los datos que recolectan y optimizar procesos.

Como ejemplo, Salevsky contó que antes era un ingeniero el que decidía dónde se instalaría una antena. "Ahora también lo hace un ingeniero, pero con la ayuda de una herramienta de inteligencia artificial que hace predicción de patrones y complementa su criterio", apuntó.

La industria del turismo es una en las que más se ve la evolución digital y la aplicación de nuevas tecnologías para la venta de vuelos, paquetes y servicios. Pedro Carossi, principal AI Engineer de Despegar, contó el "detrás de escena", y dijo que aplican mucho machine learning para administrar procesos. Por ejemplo, la inteligencia artificial les permite manejar el stock. El equipo también trabajó en la elaboración de un sistema para catalogar millones de imágenes en poco tiempo.

Despegar también apuesta a la capacitación interna para alinear a sus equipos, para que confíen y apliquen las nuevas soluciones y actualizar los conocimientos tecnológicos. "Tenemos un programa de capacitación interna para enseñar estas herramientas y que todos sean conscientes del alcance de estas tecnologías. Muchas veces no resolvemos un problema porque no sabemos que podemos hacerlo", remarcó.

El mundo financiero también se vio atravesado por la digitalización. Jorge D'Antiochia, vicepresidente de Customer Service de American Express Argentina, explicó que la compañía realiza más de 400 procesos para más de 20 mercados y que la tecnología le permite hacerlos cada vez mejor, más rápido y con menos errores, que es su objetivo. "La tecnología nos permite hacer las cosas de manera diferente", apuntó.

D'Antiochia contó que utilizan machine learning para generar modelos predictivos que les permiten "validar ciertos patrones e identificar cuándo vamos a tener un problema en un proceso puntual y no vamos a poder cumplimentarlo en el tiempo estimado". Y destacó: "El sistema te dice ?En dos semanas, si siguen con esta tendencia, van a tener problemas' y dispara alarmas para que las personas de la empresa puedan tomar acciones preventivas".

4 El dilema del engagement

Otra de las speakers internacionales que participó de la segunda edición del evento "Inteligencia Artificial" en el Malba fue Amanda Manna, cofundadora y directora ejecutiva de Operaciones (COO) de Uncommon Partners Lab Singularity University, donde despliega su pasión por el storytelling (el arte de contar historias) con el fin de ayudar a las organizaciones a hacer las cosas que ellas dicen que quieren hacer.

" Engagement es una palabra que significa la perfecta combinación del impacto de nuestras emociones en la mente y atención para cambiar nuestro comportamiento y hacer algo distinto. Es un concepto que entendemos, pero es difícil predecir cómo eso ocurre en una persona", destacó, y mostró un dispositivo que crearon en el laboratorio para poder medir señales neuronales y, así, garantizar si una narración genera o no engagement.

Para esto, hicieron una prueba con las últimas piezas publicitarias presentadas en el festival de Cannes Lions y descubrieron que las elegidas por el jurado no necesariamente fueron las que generaron un mayor engagement. "Vimos lo que eligieron los jueces y lo que decían los cerebros con los cascos y también hicimos una encuesta al final para ver si comprarían productos de esas marcas y nos dio un ganador distinto. Había varios spots con muchas distracciones que hacían que los televidentes dejaran de prestar atención" determinó.

En este sentido, Manna aconsejó evitar supuestos y emociones negativas. "Y, si aparecen, hay que detectarlas y ver cuándo se transforman en algo negativo. Por último, es importante hacer que la historia se mantenga simple", cerró

5 Emprender c on impacto social

Moderados por Ignacio Federico, periodista de la nacion, cuatro emprendedores argentinos contaron cómo aplican la inteligencia artificial en sus proyectos para mejorar la calidad de vida tanto de profesionales de la medicina, como de productores, reclutadores de empleo y hasta de las personas que conducen un vehículo.

Uno de ellos fue Raúl Echegoyen, CEO de Sigmind, quien pensó en una solución de análisis automático del discurso de los pacientes para ayudar al profesional en el diagnóstico. "En el caso de los algoritmos, la detección se centra en cambios muy sutiles que pueden ayudar a los psiquiatras en el diagnóstico para que puedan dedicarse a interactuar con los pacientes y la subjetividad del tratamiento. No hacemos diagnóstico, ayudamos al psiquiatra", explicó.

Por otro lado, Mateo Cavasotto presentó Emi Labs, una empresa que ayuda a los reclutadores a mejorar su rendimiento en búsquedas de empleo masivas. "Al humano no lo reemplazamos, porque la creatividad, la empatía y la intuición son irreemplazables. Nosotros eficientizamos el proceso, porque hoy se pasan cinco horas mirando perfiles y después la gente no va o las contactan y ni saben de qué se trata el aviso", dijo el CEO de la firma, y aclaró que lo que hace su sistema es automatizar las fases con chats para ahorrarle tiempo al reclutador y para que éste pueda dedicar más a calidad de tiempo a cada candidato.

El CTO de Auravant, Nicolás Larrandart, contó que la empresa tiene como objetivo facilitar la adopción y el uso de agricultura de precisión para maximizar la eficiencia del agro. "Nuestra plataforma tiene un montón de sistemas de ingesta, como imágenes satelitales, que, con inteligencia artificial, pueden acelerar los procesos y ahorrarle tiempo al agricultor, además de hacer evidente lo que es difícil de ver", señaló.

También estuvo en el panel Lucas González Pearson, cofundador y Chief Technology Officer (CTO) de Woocar, una plataforma que utiliza la inteligencia artificial para mejorar los hábitos de conducción, con la meta de reducir la siniestralidad vial y eficientizar el uso de los vehículos. González Pearson explicó que el 90% de los accidentes fatales se generan por distracciones. Y la app tiene como objetivo erradicarlas. "Podemos medir todo: la aceleración, si se usa el celular, el comportamiento del conductor e inferir qué va a hacer. Si alguien maneja a 160 kilómetros por hora usando el celular, es obvio que estás poniendo su vida en riesgo, pero hay casos no tan obvios", sostuvo.

6 Tec nología y creatividad

Un punto que queda claro al hablar de tecnología es que puede complementar y ayudar al hombre a realizar todo tipo de tareas operativas. Pero, ¿qué sucede cuando hablamos de la creatividad? El arte, la pintura o la música, ¿pueden estar atravesadas por la inteligencia artificial?

Haldo Sponton es master of Science y actualmente se desempeña como director de Tecnología del Estudio de Inteligencia Artificial (IA), y lidera los desarrollos internos de IA en Globant, donde crean nuevas experiencias para clientes utilizando IA en conjunto con experiencias de usuario, necesidades de negocio e innovación tecnológica. Sponton habló de lo que sucede cuando la tecnología y la creatividad interactúan y dejó abierta la pregunta sobre si una máquina puede llegar a crear.

"Si pensamos el cerebro como una máquina, entonces una máquina adecuadamente programada puede llegar a comportarse como un cerebro humano", dijo, y mostró casos de algoritmos que crean, como uno que hace rostros reales de personas que no existen u otro que puede replicar el movimiento perfecto de una bailarina de ballet sobre el cuerpo de una persona que baila muy mal.

También citó el caso de Aiva Technologies, firma que creó un algoritmo capaz de componer música. Sponton mismo interpretó en vivo, con su guitarra, una de estas creaciones. Hacia el final, el especialista dijo que la colaboración entre la inteligencia artificial y lo humano también se da en la creatividad. "Mucha inteligencia y muchos algoritmos hacen que podamos hacer mejor las cosas, que dejemos de hacer cosas que ya no queremos hacer", concluyó.

7 De Mendoza a Marte

El cierre del evento estuvo a cargo de un joven mendocino que, de chico, soñaba con ser astronauta y que, de grande, ya tuvo dos experiencias de simulación nada más ni nada menos que en la NASA.

Marcos Bruno tiene 24 años, es estudiante de Ingeniería Mecatrónica y tuvo la oportunidad de ser el primer astronauta análogo argentino de la Mars Society, donde vivió durante dos semanas en el desierto de Utah, realizando pruebas de simulación de astronauta. Además, formó parte de la primera tripulación latinoamericana en la base Ilmah, centro financiado por la NASA en la Universidad de Dakota del Norte.

"La idea es probar los desafíos que tienen los astronautas en la exploración de otros planetas y que todo sea lo más fiel posible y ese lugar es lo más parecido a Marte en la Tierra. Vivimos dos semanas en una cápsula solo con comida deshidratada y bajé seis kilos. Fue el sueño del pibe", contó sobre una de sus experiencias.

Bruno reconoció que sus propios padres no entendían muy bien lo que estaba pasando hasta que tuvo que sacar sus primeros pasajes aéreos. "También tuve la oportunidad de ir a Stanford gracias a la invitación del ingeniero argentino Pablo de León y me puse los trajes espaciales que van a usar en un futuro los astronautas. Eso que fue una locura, porque él es mi ídolo personal", relató, y animó a los más jóvenes a dedicarse a sus sueños y a la tecnología.

8 Mejorar el negoc io y la calidad de vida

El cofundador y CEO de Globant, Martín Migoya, participó de un mano a mano con José Del Rio, secretario General de Redacción del diario, en el que planteó su mirada respecto del uso de la tecnología y de cómo puede mejorar la forma en que vivimos y en que convivimos como sociedad.

Para Migoya, la Argentina tiene dos opciones respecto a la inteligencia artificial: rechazarla o entenderla y abrazarla. "Creo que tiene que ir por el segundo camino, porque la inteligencia artificial viene a aumentar el trabajo y mejorar su calidad, no reemplazarlo", sostuvo el emprendedor, quien subrayó el trabajo que se hizo respecto de la ley de Economía del Conocimiento.

Globant ya cuenta con más de con más de 11.200 "globers" -como denominan a sus empleados- y tiene presencia en 17 países de América, Europa y Asia. Actualmente, la firma contrata 300 talentos por mes. Migoya destacó que las industrias ligadas a conocimiento hoy conforman el segundo complejo exportador y no descartó que puedan llegar a ser el primero.

Luego, fue más allá y sostuvo que, como país, la Argentina tiene la oportunidad de estar primera en desarrollo de inteligencia artificial para aplicarla a los gobiernos, a la economía y a las empresas gracias al know how que existe a nivel local y el trabajo realizado por las empresas del sector.

"Lo que está pasando en el mundo es muy interesante. Tenemos grandes movimientos que representan una oportunidad de cinco trillones de dólares que se van a invertir en los próximos cinco años", destacó con respecto a las inversiones en tecnología, y dijo que "hay una presión competitiva enorme", generada por los propios consumidores, quienes quieren interactuar con las empresas de la forma en la que ellos ya están acostumbrados dado el avance tecnológico. "Una empresa que está por debajo de esos estándares es rápidamente reemplazada por otra", señaló.

Sobre el uso de datos e información, sostuvo que a veces muchas empresas "recolectan ruido", es decir, muchos datos, pero con los que no se puede hacer mucho. Como experto, sugirió a las empresas y ejecutivos presentes en el auditorio y a quienes siguieron el evento vía streaming a "ir atrás y ver, primero qué calidad de información están recolectando".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.