kia rio

el hatchrecargado


más cerca que nunca

Con su última generación que se lanzó en el país hace poco más de un año, el Kia Rio presentó mejoras en todos los aspectos: potencia, tecnología, diseño y seguridad. Un punto clave es que mientras antes venía importado desde Corea del Sur ahora llega desde México, desde una nueva planta que la marca tiene en ese país para abastecer, principalmente, a los Estados Unidos. Esto le dio ventajas impositivas por el acuerdo bilateral entre México y Argentina para el sector automotor. Además de presentar una calidad superior por montarse en una fábrica orientada al exigente mercado norteamericano.



Este año, además, sumó una nueva motorización 1.4 de 100 CV que se añade a la 1.6 de 123 CV y agregó control de estabilidad en toda la gama. El Rio, así, se posiciona como un jugador serio en el segmento de los hatch chicos.


Largo 4,06 / Ancho 1,72 / Alto 1,45 / Distancia entre ejes 2,58 / Baúl 325 litros / Origen México / Medidas en metros



estética

Su última generación tiene un aspecto más deportivo, con un centro de gravedad más bajo y un diseño más dinámico, lo que le permite ganar también en términos de performance. Cuenta con la parrilla fina, con un formato irregular que conecta con la luminaria alargada. La versión SX trae, además, llantas de 17 pulgadas y cuenta con faros halógenos delanteros bifuncionales.



conectividad y confort

El Rio se destaca por tener pantalla de 7 pulgadas con cámara trasera, conectividad Android Auto y Apple CarPlay en toda la gama. Además, cuenta espejos laterales eléctricos y rebatibles, apoya brazo central con compartimiento y comando al volante. La versión SX incorpora, además, volante, palanca de cuero y butacas tapizadas en cuero, techo corredizo, climatizador bizona, entre otros.





seguridad

Todas las versiones cuentan con anclajes ISOFIX, carrocería reforzada, doble airbag, rueda de auxilio de igual medida, ABS, control de estabilidad y ayuda de arranque en pendiente. La versión SX también incorpora freno de disco en las cuatro ruedas, airbags de cortina y laterales y sensores de estacionamiento traseros.



mecánica

Con la renovación, hay dos opciones de motorización: 1.6 de 123 CV o el 1.4 de 100 CV. El primero le da un andar ágil con una muy buena potencia para un auto chico, y esto se siente en una gran respuesta para un auto que pesa poco más de 1.500 kilos. El segundo se orienta a la eficiencia en el consumo. Las suspensiones independientes delanteras y semiindependientes traseras le dan un gran confort de marcha, otro punto a favor respecto a la media de los hatch compactos. La caja automática de seis marchas.

Generic placeholder image
Cilindrada:
1.4 Naftero / 1.6 Naftero
Generic placeholder image
Caballos:
100 CV / 123 CV
Generic placeholder image
Transmisión:
AT o MT 6 marchas /
AT 6 marchas
Generic placeholder image
Aceleración 0-100 km/h:
12.7 segundos /
11.2 segundos
Generic placeholder image
Consumo mixto.
Cada 100 kilómetros:
5.4 litros / 6.4 litros

desempeño

Con el motor 1.6 permite acelerar de 0 a 100km/h en 11,2 segundos con una recuperación de 80 a 120 km/h en 7,7 segundos, buenos valores para un compacto urbano. Su mejor toque se da a las 4.820 rpm. Estos valores disminuyen con el propulsor 1.4 pero gana en consumo de combustible, logrando en el uso mixto valores excelentes para el segmento. La distancia de frenado es otro punto a favor; necesita 39 metros para pasar de 100 km/h a 0. Frenos a discos y asistencias electrónicas favorecen este punto.





oportunidad

La marca coreana permite, a los clientes, acceder a los vehículos con importantes bonificaciones al momento de la compra. Además, ofrece excelentes opciones de financiación para adquirir autos 0 KM.

IR AL SITIO

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.