La movida creativa del año

Alberto Borrini
(0)
26 de noviembre de 2002  

El año pasado, la fiesta del Círculo de Creativos se hizo, por primera vez, en el Luna Park. "Como siempre nos peleamos, buscamos el mejor ring", bromea Ernesto Savaglio, presidente de la entidad. Esta vez, el lugar elegido tiene un mayor contenido simbólico, porque se trata de una obra en construcción... paralizada.

Con todo, no es éste el rasgo más original de la 19a. Muestra Anual del Círculo, auspiciada por LA NACION y presentada con la consigna Protesta-Propuesta.

La fiesta, en la que se darán a conocer los avisos galardonados con los premios Diente 2002, y a la que asistirán alrededor de 1000 personas, será gratuita, pero los interesados en asistir deberán canjear las entradas por una idea original, en la sede de varias publicaciones designadas para ese fin: Adlatina (Maipú 986, 3er. piso, Capital Federal), Reporte Publicidad (Viamonte 675, 1er. piso, Capital Federal), o en el propio Círculo (11 de Septiembre 839, Capital Federal).

La recepción de ideas de cualquier índole, no sólo publicitarias o comerciales, vence el 29 de este mes. La amplitud de la convocatoria permite vislumbrar una gran movida creativa, que, a juzgar por los aportes recibidos hasta ahora, abarca prácticamente todos los ámbitos de la creación.

Una pedagoga de la provincia de Santiago del Estero, por ejemplo, contribuyó con un nuevo método de enseñanza, y un chico de trece años se animó con un proyecto arquitectónico inspirado en la tragedia de las Torres Gemelas de Nueva York.

Los organizadores no pusieron límites ni a la naturaleza de las ideas ni a su forma de expresión; pueden hacerse por medio de una poesía, un cuento, una canción, una pintura. O de un aviso, naturalmente.

La renovación del Círculo

El Círculo de Creativos tiene dos décadas de vida. Nació en momentos difíciles para el país y para la profesión. Las primeras autoridades, encabezadas por David Ratto, tuvieron que remontar una guerra perdida y enfrentar las secuelas que dejó en todas las actividades.

La entidad debió capear, más tarde, situaciones económicas complicadas que deprimieron la inversión. Pese a todo, la energía inicial la llevó, de un elenco inicial de 40 o 50 profesionales, a los 500 que logró agrupar en su mejor época. Luego cayó en picada. Cuando se hizo cargo de la presidencia Savaglio, en diciembre de 2000, tenía apenas 60 miembros, estaba inactiva y con las cuentas en rojo.

"Fue necesario redefinir los objetivos -explica Savaglio-. El de los fundadores, prestigiar la creatividad, ya no tenía sentido porque en los años 90 la especialidad entró en un proceso de renovación que cambió positivamente su imagen."

La nueva meta es hacer un "círculo más grande, nacido de creativos publicitarios, pero abierto a toda forma de creación". Hoy, el Círculo cuenta con 70 socios individuales, a los que acompañan institucionalmente 22 empresas, agencias y medios de difusión.

La entidad no quiso limitarse a conferir un premio, Diente, nombre en clave que alude al dibujante Mauzán y a su legendario anuncio, la cabeza torturada de Geniol. No se contenta, tampoco, con realizar una muestra con los anuncios galardonados. Las únicas fronteras que se impuso son las de la creatividad, que como es bien sabido nunca las tuvo.

Por los otros y por nosotros

En este espíritu encaja la iniciativa de pedir ideas para participar de la fiesta del 4 del mes próximo, Día de la Publicidad. "¿Qué podemos hacer por los otros y por nosotros?", se pregunta Savaglio. La respuesta: una verdadera movilización intelectual, inspirada en el deseo de colaborar para la superación de la crisis que acosa al país.

Esta movilización silenciosa y con propuestas, también desembocará en la Plaza de Mayo; pero no de la manera convencional, sino con un libro que recogerá todas las ideas recibidas y que se presentará oportunamente a las autoridades.

El libro, cuya forma aún no se ha definido, seguirá al Anuario 2001 del Círculo, que no pudo editarse en diciembre último y que ahora, con el patrocinio de LA NACION, se publicará en pocas semanas.

Físicamente será distinto de los anteriores; la reproducción de todos los anuncios premiados y sus correspondientes fichas técnicas tendrá el tamaño del diario, plegado, y circulará en una caja especial.

De este esfuerzo participarán también otros grandes anunciantes: Coca-Cola, Banco Francés, Renault, Telecom, Clarín, Quilmes, DirecTV y Chevrolet, para mencionar solamente a los primeros en anotarse.

El Anuario 2002, con los premios por entregarse el 4 de diciembre saldrá después, en marzo o abril. "Este material gráfico, lo mismo que la Muestra del Círculo -concluye Savaglio-, cruzará las fronteras del país y comenzará a respaldar institucionalmente la exportación de creatividad argentina que se viene cumpliendo, de manera creciente, desde hace unos meses."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.